Con un derroche de fervor y alegría, Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes y las familias de Nandasmo, celebraron este lunes los 300 años de la llegada de la bella imagen de San Pedro Apóstol.

La feligresía peregrinó junto a la réplica de San Pedro por las principales calles de Nandasmo. A la procesión se sumaron familias de las comunidades Pío XII, Vista Alegre, San José y San Bernardo.

En su visita especial a Nandasmo, el Cardenal Brenes visitó a privados de libertad de la delegación policial de este municipio, recordando que San Pedro también en algún momento de su vida estuvo preso, y nunca perdió sus esperanzas y su fé en Dios.

La imagen de San Pedro, descansa en la Parroquia que lleva su mismo nombre, donde también guardan el templo las hermosas imágenes de San José, Santo Domingo, San Juan Bautista, Don Bosco y María Auxiliadora.

Durante este festejo, y en medio de la algarabía de la banda filarmónica y los cohetes, las familias tradicionalistas de este municipio van repartiendo chicha, masa de cazuela, nacatamales y rosquillas.

Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, presidió la santa eucaristía en honor a los 300 años de la llegada de la imagen de San Pedro Apóstol a Nandasmo.

El Cardenal expresó su alegría al ver a todo el pueblo de Nandasmo manifestando su fé, junto a las autoridades locales y la Policía Nacional.

“Vemos como Cristo profetizó que sobre su imagen iba a fortalecer la iglesia; una Iglesia que, como decía el Papa Francisco, no pertenece ni al Papa ni a los Obispos, sino que es la Iglesia de Jesucristo, pero que está sobre nuestros hombres llevarla adelante”, sostuvo.

También felicitó a todo el pueblo de Nandasmo, porque durante 300 días peregrinaron con San Pedro; y destacó que la hermosa imagen visitó en este mismo tiempo 300 hogares.

El Padre Jesús Tenorio, párroco de la Iglesia de Nandasmo, refirió que siempre los santos son un modelo de vida para nuestra Iglesia Católica.

“Estamos contentos, porque fue San Pedro el primer Papa de nuestra Iglesia Católica; él ofrendó su vida derramando su sangre por amor a Cristo; cuando a él lo iban a martirizar en Roma, él dijo: ‘yo no soy digno de morir como mi maestro, así que prefirió que lo crucificaran con la cabeza para abajo’, explicó.

Indicó que la imagen de San Pedro se estableció en Nandasmo hace 300 años, y a la fecha muchas familias le tienen una gran devoción.

Durante estas fiestas, la feligresía de Nandasmo expresó su gran devoción a San Pedro, participando durante la eucaristía y la alegre procesión.

“Es una bendición tener la imagen de San Pedro en nuestro pueblo; él siempre nos bendice, nos arropa en su capa, y nos ilumina nuestro camino.

Siempre es modelo de Papa para nuestra Iglesia”, refirió Martha Ivania Cerna.

“Nos alegramos mucho de saber que todo mundo se ha desbordado en Nandasmo a visitar estas fiestas, y celebrar juntos a San Pedro, quien sostiene nuestra fé y nos llena de sabiduría y bendiciones”, expuso Mariela Treminio.

La compañera Ivania Carranza, Alcaldesa de Nandasmo, indicó que el Gobierno Sandinista ha acompañado estas fiestas patronales desde el pasado 20 de junio.

Destacó que al igual que la imagen de San Pedro, la parroquia (que se construyó en 1713), está próxima a cumplir su tercer centenario, por lo que todas las familias católicas celebraran esta fecha especial.