Este fin de semana la militancia sandinista de todas las generaciones renovó sus compromisos con el bienestar de las familias nicaragüenses al recordar a los héroes y mártires que ofrendaron su vida por la liberación de Nicaragua.

En el barrio Ariel Darce, distrito V de Managua, la militancia depósito ofrendas florales en el monumento del compañero Jorge Moya, quien siendo joven demostró su amor a la patria al luchar contra la dictadura.

"Sabemos que la sangre de nuestros héroes y mártires no ha sido derramada en vano, está presente en cada uno de los programas sociales de nuestro gobierno y en cada progreso que hacemos con nuestro Gobierno", dijo la compañera Jacinta Jiménez, miembro de los Gabinetes de la Familia.

"Jorge Moya fue un compañero que entregó su vida por esta Revolución, sus principios fueron fundamentales para defender esta Revolución frente de la tiranía somocista que teníamos en ese entonces cuando los jóvenes éramos masacrados y mutilados por la guardia", recordó.

"Ellos liberaron esta Nicaragua para que nosotros como ciudadanos, como jóvenes hoy en día retomemos su ejemplo. Hoy no se necesita de un fusil para defender esta Revolución, hoy se necesita de lápiz y cuadernos para seguirnos preparando y sacar adelante Nicaragua", valoró Jiménez.

En el mismo barrio la militancia también recordó la gesta del Compañero Manuel Esteban Flores, en cuyo monumento depositaron ofrendas florales.

Janni Michael, miembro de la Juventud Sandinista, dijo que Manuel Flores será recordado como un compañero que entregó su vida para defender la causa revolucionaria.

"Nosotros juramos defender la Revolución, juramos defender la Patria, juramos defender todos los proyectos emblemáticos para que sigan adelante restituyendo los derechos a los niños, a los jóvenes, a las personas con discapacidad, a los ancianos", expresó Michael.