En el marco de celebración de la venerada Sangre de Cristo, durante la homilía de este domingo el Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano hizo un llamado al pueblo católico nicaragüense a entregar su fe hacia esa milagrosa imagen que ha sido consagrada como protectora de la Arquidiócesis de Managua.

Brenes recordó que el primer Arzobispo de Managua, Monseñor Lezcano encomendó a Cristo la protección de Managua en cada uno de sus puntos cardinales a través de las diferentes advocaciones como el Señor de la Misericordia, Cristo de la Suspensión, Cristo del Rosario y la Sangre de Cristo, imágenes que representan una historia de fe para el pueblo.

“Por la presencia maravillosa del Señor nosotros podremos mirarlo a él y sentir la alegría, sentir la salvación, así que en este novenario que tenemos para celebrar la Sangre de Cristo hemos pensado traer estas imágenes para que se veneren desde la Catedral y los fieles que vienen aquí tengan la oportunidad de conocer esa historia y que sea historia de salvación”, indicó el Cardenal Brenes.

Martha Mendoza aseguró que asiste cada año a las celebraciones dedicadas a la Sangre de Cristo, porque ella es una fiel devota y cree en la imagen de este santo de quien ha recibido muchos milagros, sobre todo la protección y cuidado de su familia.

“He sido sanada por la Sangre de Cristo, bastante he sido sanada porque he padecido de mis canilllas y he sido sanada. Yo le he pedido con fe y he sido sanada, también de una ulcera que me salió en el estomago”, dijo María Esther Barías.

“Hoy estoy aquí porque fui sanada por la Sangre de Cristo, tuve cáncer y hoy vengo a agradecerle, yo vengo todos los domingos a agradecerle por haberme sanado y hoy le pido que nos acerque más a Él y que nos bendiga cada vez más”, comentó Clementina Vanegas.