Habitantes del barrio Ducualí, junto a pobladores de barrios aledaños, madres de héroes y mártires, juventud sandinista y sobrevivientes Repliegue Táctico a Masaya, conmemoraron el 36 aniversario de la histórica estrategia que desembocó en el triunfo definitivo de la Revolución Sandinista sobre la dinástica dictadura somocista.

Congregados frente al Colegio La Sagrada Familia, partieron hacia la Comarca Piedra Quemada, en Nindirí la mañana este domingo. Portando banderas rojinegras y azul y blanco, marcharon entonando cantos y consignas para apoyar el procedo revolucionario encabezado por el Comandante Daniel y la Compañera Rosario.

“Resistimos sin parar. Resistimos y atacamos, nos convertimos en una pesadilla para la guardia, el fin de la dictadura estaba próximo, el repliegue fue el triunfo para nosotros. Managua se convirtió en bastión del Frente Sandinista de Liberación Nacional”, recordó “Ulises”, Donald Ignacio Mendoza, sobreviviente del repliegue.

Por su parte, Frank “Machillo” González Morales, jefe guerrilleros durante la Insurrección y del repliegue a Masaya, destacó la importancia que tuvo la juventud durante la revolución y el compromiso que hoy debe asumir en este nuevo proceso de victorias.

“Si vos mirás los rostros de los combatientes son jóvenes. Por eso es importante que hoy la juventud; una nueva generación, asuma con responsabilidad la continuación de la lucha revolucionaria para que tengamos un pueblo, libre, soberano e independiente”, valoró el Machillo.

Para el Compañero Rafael Solís, Magistrado de la Corte Suprema de Justicia y miembro del Estado Mayor del Frente Interno durante los combates finales en 1979, el repliegue permitió entrar nuevamente a Managua a reclamar el triunfo de la mano del pueblo.

“Vamos a permanecer con ese sandinismo que es el mismo de hace 36 años, que ha continuado esas banderas ahora alrededor del Comandante Daniel Ortega Saavedra y que va a lograr mayores triunfos, que va a cosechar más victorias y que va a cosechar estas transformaciones a favor de los desposeídos y de nuestro pueblo que fue por lo que se luchó”, expuso Solís.

Al dar el banderillazo de salida fueron entregadas de manera simbólica las gorras que acreditan al Comandante Daniel y a la Compañera Rosario Murillo como miembros honorarios del sandinismo histórico, fundado en el año 2011.

Juventud cada vez más comprometida

Los jóvenes que reeditaron la misma caminata por la ruta en la que su generación anterior transitó, reafirmaron su compromiso, mismo que cada día aumenta, gracias a los resultados que a diario constatan con la restitución a los derechos de las familias.

“No es el simple hecho de caminar, es ir y sentir el espíritu que hoy está sembrado en cada uno de estos jóvenes, estos jóvenes que han venido luchando, que han venido adquiriendo ese compromiso revolucionario, de amor, eso que la Compañera Rosario nos ha venido diciendo: Que en cada joven existe el alma, existe el espíritu de todos nuestros combatientes, de todos nuestros héroes y mártires que lucharon para esta revolución y es para lo que hoy estamos encaminando”, manifestó el joven sandinista Ricardo Sarria.

“Celebramos 36 años batallando. Vamos por más victorias y lo celebramos (el triunfo de la revolución) con alegría, con entusiasmo, con mucha labor continua para que hayan más 19 de julio”, destacó por su parte la joven Karen Marina Barrera.

En el repliegue a Piedra Quemada participaron unas 5 mil personas, entre combatientes, colaboradores y familias que se sumaban a las columnas guerrilleras mientras avanzaba el repliegue según relatan los sobrevivientes.