Durante el fin de semana la Policía Nacional no da tregua a las incidencias, para tal efecto y dando cumplimiento al Plan de Seguridad Ciudadana, agentes del orden se desplegaron en el Mercado Oriental para resguardar a los comerciantes y compradores de uno de los centros de compras más grandes de la capital.

En el sector conocido como El Calvario, los policías garantizan además la afluencia del tráfico vehicular, logrando así mantener la vía despejada evitando incidentes y situaciones que muchas veces ocasionan alteraciones e inconformidad en el resto de los conductores.

“Con la ejecución de nuestro plan, hemos logrado reducir delitos como robo con intimidación, así como los accidentes de tránsito, seguimos desplegando nuestras fuerzas para que la ciudadanía se sienta segura en cada uno de los espacios donde circulan. Hacemos presencia en los centros de compras, colegios, avenidas y cada espacio donde sea necesario” destacó el Comisionado Darwin Rosales, Jefe del Distrito IV.

Los fines de semana son los días en los que se reporta mayor afluencia de personas en los mercados, por ello los comerciantes destacan que la presencia de las autoridades en el sitio brindan más confianza a quienes llegan a efectuar sus compras.

“La presencia policial es muy buena porque los malhechores se retiran de la zona, además evitan los estancamientos de vehículos, situación que muchas veces provoca pleito entre los mismos conductores. Nosotros nos sentimos más seguros al ver a los policías en este sector porque muchas veces hasta nosotros somos víctimas de asaltos” señaló Gloria Quintero.

“Al haber policías se evita la delincuencia, nosotros trabajamos mejor y la población hace sus compras con más tranquilidad, ojalá que la presencia policial sea permanente porque de esta manera el mercado tiene un mejor rostro” dijo Augusto Ampié.

Por su parte los compradores afirman que el mercado ha dejado de ser un sitio de temor, pues la delincuencia ya no circula libremente a como sucedía anteriormente, por tal razón califican de positivo el accionar de los agentes.

“Ahora podemos comprar sin temor, antes no podías ni comprar porque al momento de pagar los ladrones ya estaban listos para quitarte el dinero de las manos, la verdad es que esta muy bueno el trabajo de la policía porque hay más respeto y sobre todo ya no se ven pleitos entre los mismos comerciantes” concluyó Azucena López.