Héroes y mártires del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que ofrendaron su vida para la liberación del pueblo nicaragüense, están siendo recordados por la militancia sandinista quienes rinden homenaje y renuevan los compromisos para continuar luchando contra la pobreza en esta nueva etapa de la Revolución.

Juventud Sandinista, Gabinetes de la Familia, Consejos de Liderazgo Sandinista, Consejos de Desarrollo Humano, movimientos sociales y madres de héroes y mártires, se convocan en cada barrio para rememorar la lucha de sus caídos.

En el barrio “El Paraisito”, en el Distrito IV, la militancia sandinista se reunió para conmemorar al compañero José Alberto Velázquez, quien cayó luchando contra la guardia somocista el 27 de junio de 1979.

La joven Daysi Serrano resaltó que José Alberto era un compañero de 23 años que ejerció su lucha en los barrios orientales de Ciudad Jardín y la Tenderí y cayó en el barrio San José Oriental.

“Gracias a nuestros héroes y mártires nosotros estamos viviendo una Revolución en Paz con muchos proyectos que ha traído nuestro gobierno y que nos hacen protagonistas de la restitución de derechos en educación, salud, trabajo, energía eléctrica, entre otros”, afirmó Serrano.

Ramón Velásquez, hermano del héroe sandinista, recuerda que José Alberto tenía mucha audacia y coraje y quería la libertad del pueblo nicaragüense.

“Él se metió a la lucha combatió y cayó en el 79. El era un joven que nos ha dejado un legado de compromiso principalmente a los jóvenes que son los herederos de esta revolución”, explicó.

Ana Josefa Velásquez, también hermana del mártir, dijo sentirse gozosa por que su hermano sigue siendo un ejemplo para los jóvenes y recordó que el ofrendó su vida por la liberación de Nicaragua.

En el barrio Selim Chible, la militancia sandinista también conmemoró el 36 aniversario de la caída del compañero Eddy Rodríguez “Vidal” quien fue miembro de la Columna Crescencio Rosales, y cayó el 27 de junio de 1979, cuando intentaba tomarse el comando de la guardia nacional en Matagalpa.

Maritza Bonilla, militante sandinista, dijo que es un orgullo para cada barrio celebrar y conmemorar a sus héroes y mártires caídos en la etapa final de la lucha insurreccional.

“Ellos dieron su vida para que los nicaragüenses hoy vivamos libres y con más derechos. Ellos tuvieron que dar su vida para que todo esto sea posible”, afirmó.

Pablo Rodríguez, hermano de “Vidal”, dijo que su familia se siente honrada porque la militancia recuerda con orgullo la gesta de su hermano.

“Nos contaron los combatientes que el cae frente al comandado de Matagalpa atravesado por una bala de un francotirador. En ese momento él estaba pidiendo la rendición de todo el comando”, recordó.

“Nosotros le agradecemos mucho al Frente Sandinista y a los pobladores que conocieron a mi hermano. En este gobierno se están cumpliendo sus ideales que son los mismos ideales del Frente Sandinista de Liberación Nacional”, aseguró.