A pocas semanas de concluir el primer semestre del Programa de Secundaria Rural, la retención escolar en el centro educativo California ubicado en la comunidad del mismo nombre, en el municipio de Villa Carlos Fonseca, se mantiene en un 92% gracias al respaldo que el Buen Gobierno Sandinista brinda a jovencitos de seis comunidades aledañas al centro.

Además de recibir las asignaturas contempladas en el plan académico, los 45 alumnos matriculados en el centro reciben su merienda escolar y materiales didácticos lo cual motiva a los jovencitos, quienes asisten a sus clases todos los sábados y una vez durante la semana participan del programa de reforzamiento.

“La secundaria rural es una gran ayuda para nosotros porque antes si queríamos alcanzar el bachillerato teníamos que ir a estudiar a otras comunidades que están muy alejadas de acá incurriendo en mayores gastos por el transporte, además acá no exigen uniforme, no pagamos y nos facilitan los libros” afirmó Raúl Navarrete.

“Ha sido una ayuda idónea para todos los que venimos a estudiar a California, la mayoría somos de escasos recursos y el apoyo que nos están brindando es fundamental, los maestros nos enseñan mucho, el trato es excelente, nos brindan alimentación pero sobre todo están ayudándonos a salir adelante y ser hombres y mujeres de bien para nuestro país” afirmó Martha Gutiérrez.

Por su parte el docente Lester Méndez, se refirió al éxito alcanzado en el desarrollo del primer semestre del año lectivo 2015, en el que los estudiantes han mostrado mucho interés por salir adelante y culminar su formación secundaria.

“En comparación al año pasado hemos superado el promedio de estudiantes, lo cual se debe a ese apoyo tan grande que nuestro gobierno les está brindando a los jóvenes, hay mucho entusiasmo en nuestros estudiante ya que ahora la gratuidad en la educación es una realidad. Ellos han mostrado su interés en las asignaturas, se preocupan por venir temprano a las clases y todas las semanas acuden a las tutorías en las que refuerzan sus conocimientos” concluyó.