Olas de intenso calor han azotado al mundo en lo que va del año, lo que ha dejado miles de fallecidos en países como India y Pakistán.

En este último país, en menos de una semana, cerca de 1.200 personas fallecieron debido a una ola intensa de calor que subió hasta los 44 grados centígrados con una sensación térmica de 48 grados centígrados.

La situación empeoró cuando en algunos zonas hubo corte de energía eléctrica por más de doce horas. Normalmente, los cortes energía eléctrica en la ciudad no sobrepasan las 8 horas debido al manejo deficiente de este ramo industrial.

Las autoridades admiten que los más vulnerables son la gente de escasos recursos ya que no tienen ingresos suficientes para adquirir aire acondicionado o comprar agua. La mayoría de los ciudadanos culpan al gobierno como principal responsable de todas las muertes ya que no ha puesto manos a la obra para solucionar ni parcial ni totalmente el problema.

Otro problema asociado a los decesos es la época religiosa del Ramadán, cuando los musulmanes deben guardar ayunos prolongados.

La mayoría de las personas que acuden de emergencia a los hospitales presentan altos grados de deshidratación y los recursos son insuficientes para albergarlos y atenderlos a todos por lo que tienen que esperar afuera de los centros de salud. No hay ambulancias disponibles.

El ejército ha organizado puestos que ofrecen contenedores enormes de agua con sal para auxiliar a la mayor cantidad de gente posible.

India

A principios de junio de este año, otra intensa ola de calor azotó a la India dejando a su paso a 2, 500 personas muertas por deshidratación profunda.

En las ciudades de Allahabad y Khammam el calor llegó hasta los 48 grados centígrados; la temperatura menos drástica fue de 44 grados centígrados.

Desde 1995 no se tenía registro de una ola de calor tan fuerte. Son más de 20 mil los decesos asociados al calor y a la deshidratación severa desde ese año a la fecha.

La India está en una zona de monzones, pero esta ola de calor llegó precisamente en la temporada seca, que, aunado a la falta de servicios hospitalarios y las condiciones de pobreza de muchas comunidades, contribuyeron a las miles de muertes sufridas en estos meses.

El gobierno de Andrha Pradesh anunció recursos financieros adicionales para el apoyo de la población. Están a disposición sueros orales, grandes contenedores con agua y sal, así como fluidos intravenosos en lugares públicos, estaciones de trenes y de autobuses. Además, se realiza una campaña masiva en medios para alertar a la población de abstenerse de salir al mediodía si no fuese necesario.

Reino Unido

Afectado dos semanas por una onda de calor inusual que oscila entre los 28 y 35 grados centígrados, la gente se siente desmayar en un país no acostumbrado a estas temperaturas.

Los pronósticos del clima, a diferencia de Pakistán o la India, se ven como “positivos” aunado al verano y la coincidencia de las vacaciones escolares en el país.

No se han reportado decesos ni mayores afectaciones por el calor.

Igualmente desde 1990, no se había registrado una temperatura tan alta como la de este año. Previo a este contexto, el Reino Unido también vivió una de las peores crisis de inundaciones de la década.

Alteraciones violentas en el clima

Especialistas de todo el mundo coinciden en los factores que intervienen en las súbitas fluctuaciones de las temperaturas ocasionando un trastorno generalizado del clima en diferentes partes del mundo.

Tales factores están relacionados con el aumento del dióxido de carbono, aumento en las precipitaciones debido al derretimiento paulatino de los polos y por otra parte, el efecto permafrost, es decir, el congelamiento permanente de algunas partes del subsuelo en los polos por frío excesivo.