La aplicación del plan de seguridad Ciudadana y Humana de la Policía Nacional, aplicado en todas sus manifestaciones, avanza en Managua brindando mayor seguridad y tranquilidad a los habitantes de la capital.

Los esfuerzos coordinados con las instituciones de gobierno y la comunidad organizada están dirigidos a trabajar para garantizar un mejor servicio acercando el trabajo policial a la comunidad, “tanto el barrio como en la vía”, aseguró este viernes el Comisionado Ramiro Martínez Tercero, Jefe de la delegación policial del Distrito III de Managua.

“(El objetivo es) Brindarles la seguridad que ellos han demandado durante las asambleas de seguridad ciudadana que se ha tenido con ellos. En alguna medida en la prevención del delito antes de que se cometa”, expuso durante un recorrido en el que se demostró la efectividad de los agentes.

Afirmó además que eso permite a la ciudadanía movilizarse con mayor libertad con la certeza que la institución policial junto con la comunidad pueden enfrentar cualquier manifestación de inseguridad.

Buenos resultados

Los buenos resultados obtenidos, se debe al entrelazamiento de todos los planes que conforman el Plan de Seguridad
Ciudadana y Humana.

“Ahorita estamos en un plan de fortalecimiento de seguridad ciudadana, pero dentro de unos minutos este se va a entrelazar con el Plan de Seguridad Vial. Ahí nosotros vemos que ha bajado bastante la accidentalidad”, manifestó, acercándose la hora de mayor tráfico vehicular.

Durante el desarrollo del plan especial de seguridad vial, se constata además que los conductores circulen con sus documentos en regla y al mismo tiempo se les invita a ser corteses con los peatones así como especial llamamiento a los motorizados de portar sus cascos, explicó Tercero.

La intersección de Frío Máster y el Centro Cívico Zúmen, son los dos puntos del Distrito III con mayor concentración de vehículos y personas por lo que se requiere mayor presencia de oficiales a pie, así como la regulación vial, aseguró.

Otros puntos con gran congestionamiento son el 7 sur, el sector de la Antigua Boca Loca, en las cercanías del Hospital Bertha Calderón y los detectados en el San Judas, donde se concentra una gran cantidad de vehículos que ingresan y salen de Managua.