Autoridades de la Dirección de Patrimonio Histórico de la Alcaldía de Managua junto a arqueólogos e investigadores de diversas nacionalidades, durante 24 días trabajaron arduamente para rescatar las huellas de Acahualinca, específicamente la fosa número uno, que se vio severamente afectada por las fuertes precipitaciones.

El compañero Clemente Guido, Director de Patrimonio Histórico, explicó que el trabajo de rescate ha finalizado y ahora empieza la rehabilitación del museo, por lo tanto, estará cerrado al público durante los meses que restan.

“Hemos terminado el rescate de las huellas de Acahualinca en la fosa uno, ahora vamos a rescatar el museo y hasta que terminen las obras civiles vamos a proceder a abrirlo al público y esto será hasta el próximo año”.

Detalló que “Este rescate nos ha llevado 24 días y a partir de mañana empezamos a cubrirlo para evitar que se dañen cuando hagamos todo el trabajo de demolición, quitar este techado, poner uno nuevo, quitar muros que ya no existirán, incluso mejorar el drenaje pluvial, es decir diseñar un museo totalmente diferente y nuevo”.

Justin Laurent, investigador estadounidense, detalló que en el caso de las huellas de Acahualinca “se quitará el lodo, suciedad, se pondrá arenilla esteril para taparlos, después se colocará poroplast encima para taparlo y que aguante peso de algo que se pueda caer o de las mismas aguas”.

Hasta el momento se han invertido en el rescate medio millón de córdobas. El diseño del museo se va a presentar al consejo municipal de Managua y ellos decidirán en los próximos meses junto al Gobierno de la República, qué estructura es la más indicada para proteger por más tiempo este patrimonio histórico y de la humanidad.