¿El poder del lado oscuro?

Los líderes de los países miembros del G7, que se reunirán próximamente en Japón, podrán estar tranquilos, pues están desarrollando un sistema de defensa con láseres para defenderlos de cualquier amenaza de ataque con drones.

En 2013, un incidente con la canciller de Alemania, Angela Merkel, en el que un dron se acercó a pocos metros de distancia de la mandataria durante un acto de campaña, fue el primer aviso de que era necesario diseñar un sistema especial ante dichos casos.

Ademas, recientemente un dron se estrelló en los jardines de la Casa Blanca, EEUU, y aunque al final resultó ser un accidente, activó las alarmas de los servicios de seguridad.

“Los mini-drones comerciales representan un nuevo tipo de amenaza que es casi imposible de contrarrestar con los medios actuales” dijo un representante de la compañía alemana MBDA, encargada de hacer realidad el proyecto.

El sistema de defensa consistirá en cuatro láseres de alta precisión que serán dirigidos por un espejo, el cual podrá alcanzar su objetivo hasta en un rango de 500 metros.

Esto por el momento, pues piensan desarrollar un sistema más avanzado que sea capaz de tener un rango de hasta 1.000 metros.

Es por esto que el gobierno japonés se mostró interesado en el sistema para garantizar la seguridad de los líderes invitados durante la reunión del G7 el próximo año.

El G7 está conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Video del incidente con Angela Merkel: