Los japoneses lo hicieron de nuevo.

Una empresa japonesa está desarrollando un sistema que les permita crear estrellas fugaces artificiales, las que ofertarán a sus clientes que deseen un espectáculo estelar completamente personalizado.

La idea, impulsada por la compañía emprendedora Ale, de la Dra. Lena Okajima, es lanzar un pequeño satélite -más o menos del tamaño de una mochila- a la atmósfera terrestre.

Este satélite será el que lanzará esferas especialmente diseñadas que arderán en el cielo mientras se precipitan a tierra, creando un brillo similar al de una estrella fugaz.

Las esferas, que serán del tamaño de un guisante o petit-pois, tendrán un químico especial que les permitirá arder cuando alcancen una velocidad de 8 km. por segundo.

Este mismo compuesto químico podrá ser alterado para definir un color por cada una de las esferas, por lo que un verdadero show de estrellas fugaces multi-colores podría ser posible en el futuro próximo.