Mil quinientos Jóvenes del Movimiento Ambientalista Guardabarranco y de la Federación de Estudiantes de Secundaria participan en la jornada Nacional de Reforestación que dio inicio este viernes en el departamento de Chinandega, durante la cual se pretende sembrar cinco mil árboles para contribuir a mantener un país lleno de vida.

Durante el inicio de este plan impulsado por el Gobierno Sandinista y en conmemoración del Día del Árbol, los jóvenes ambientalistas se mostraron comprometidos al recorrer las principales calles de los barrios, ciudades y comunidades, dejando saber a la población lo importante que es cuidar la Madre Tierra.

Roger Castaño, Coordinador del Movimiento Ambientalista Guardabarranco, afirmó que los jóvenes ambientalistas realizarán una jornada de concientización sobre la importancia que los árboles juegan como cortinas rompe vientos y por ende para el ecosistema.

“Los jóvenes están activados desde las seis de la mañana, con el fin de dar un mejor ambiente al país. A su vez, van a garantizar por medio de un seguimiento que estos árboles después de sembrados no sean dañados y con esto nos brinden los beneficios necesarios”, expresó el Compañero.

En tanto, Anielka del Carmen Jiménez, miembro de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES) manifestó que con esta acción se pretende crear conciencia de cuidar los arboles y de cuidar los bosques, que son parte importante para la biodiversidad del ecosistema.

“Estamos sembrando arboles, para nosotros significa mucho en cuanto a detener los despales porque como muchos saben son los principales factores que hacen que perdamos nuestros bosques, es un honor sembrar árboles y como jóvenes del futuro tenemos que llenarnos de un amor a la naturaleza”, refirió.

Las familias destacaron la importancia que conlleva realizar este tipo de Campañas que se muestran como prioridad en Nicaragua.

“Me gusta ver a la juventud que esta motivándose a sembrar un árbol, demostrando una alegría y un espíritu ambientalista que viene a concientizar a todo el pueblo a que trabajemos por el ambiente”, expresó María Isabel Salas.

“Al sembrar un árbol tenemos más vida, contribuimos a disminuir las sequias de los ríos, como adultos debemos apoyar estas campañas para tener un país limpio sano y bonito”, indicó Irene Flores.

Una vez más para lograr metas establecidas en el impacto ambiental causado por la tala de bosques en todos los departamentos del país, el Gobierno Central continúa implementando el Plan de Reforestación en el que serán sembrados árboles como el pochote, marango, guanacaste blanco y negro, sardinillo y el ceibo, lo que da una muestra de un país comprometido con la naturaleza.