Un atentado suicida con explosivos en una mezquita de Kuwait dejó al menos 13 muertos y una gran cantidad de heridos, de acuerdo a información de cadenas de noticias locales.

El ataque fue reivindicado por el Estado Islámico, que presuntamente difundió por internet un comunicado en el que aseguran que el atentado se ejecutó por un suicida que entró al lugar con un cinturón cargado con explosivos.

Los trágicos acontecimientos sucedieron durante un rezo en el que se encontraban convocadas aproximadamente 2 mil personas.

El primer ministro de Kuwait, jeque Jaber al Mubarak al Sabá, señaló que este atentado tuvo como objetivo amenazar la unidad del país.

“Este incidente tiene como objetivo nuestro frente interno, nuestra unidad nacional (…) pero es demasiado difícil para ellos y nosotros somos mucho más fuerte que eso”, afirmó el jeque Jaber, tras visitar a los heridos en un hospital.