Un decapitado y varios heridos dejó un ataque yihadista en Francia la mañana de este viernes.

El atentado ocurrió al sur del país europeo, en la planta de gases industriales “Air Products”, ubicada en Saint-Quentin-Fallavier, en el departamento de Isère.

Como resultado del ataque criminal, el cuerpo de una persona decapitada fue encontrado en las inmediaciones del lugar. Su cabeza se encontraba clavada en la verja de las instalaciones y, según agencias de noticias, mostraba inscripciones en árabe.

De acuerdo a un diario local, el hombre decapitado no era trabajador de la empresa.

El atentado inició a las 9.50 hora local, cuando un vehículo entró a la fábrica presuntamente con una bandera islamista y chocó contra varias bombas de gas, produciendo una fuerte explosión seguida de un incendio.

De acuerdo a medios locales, el autor del atentado, quien se encuentra detenido por las autoridades, aseguró pertenecer al Estado Islámico.

Se está dando búsqueda a un segundo sospechoso, que habría huido de la escena.