Nicaragua ratificó una vez más su apoyo inequívoco a la República Argentina y su soberanía sobre las islas Malvinas, durante un encuentro del Comité Especial de Descolonización de la ONU el pasado 22 de junio.

A continuación, las palabras íntegras de la compañera María Rubiales, representante de Nicaragua, durante este encuentro:

Comité Especial de Descolonización (C24)
La Cuestión de las Islas Malvinas
Nueva York
22 de junio, 2015

Sr. Presidente,

Nos complace contar una vez más, con la presencia de nuestro hermano, Sr. Héctor Timerman, Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina.

Estimado y Querido Ministro, como siempre, le agradecemos compartir con nuestro Comité la información actualizada, la cual apreciamos y apoyamos. Asimismo, nuestro reconocimiento a su delegación, al amigo Daniel, a mi hermana Marita y nuestro querido Gerry.

Como muestra de nuestro apoyo inequívoco a la República de Argentina y su soberanía sobre las islas Malvinas, el 10 de junio, se solemnizó en un acto oficial en Managua, Nicaragua, el Día Nacional de Solidaridad con Argentina por las Islas Malvinas, sancionado el año pasado por nuestra Asamblea Nacional cuando adoptó la Ley No. 860 que establece la efemérides el 10 de junio de cada año.

Señalaba en una nota de prensa, la embajada de Argentina en Managua, y cito: “la ley es la primera en su tipo aprobada en toda Latinoamérica, el Caribe y en el mundo” y “marca un verdadero hito en la historia del reclamo argentino sobre las Islas Malvinas” y afirma que “las y los nicaragüenses han evidenciado su solidaridad con la Argentina en esta causa hecha propia como parte de la Patria Grande latinoamericana y caribeña. Fiel testimonio de ello es la labor del Grupo Malvinas/Nicaragua, creado en 2012 por ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses que ha venido trabajando de manera intensa en favor de la posición argentina en la Cuestión Malvinas”. Fin de cita.

Posteriormente, nuestro Parlamento Centroamericano (PARLACEN), adoptó la Resolución AP/2-CCLVIII-2014 del 24 de abril de 2014 que instaura el día 10 de junio de cada año como el Día de la Solidaridad Centroamericana con las islas Malvinas Argentinas.

Nicaragua se asocia a la declaración hecha por el representante Permanente de Ecuador en nombre de nuestra Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC).

CELAC al declarar a toda América Latina y el Caribe como Zona de Paz, apunta a que nuestra región, tiene que llegar a ser un territorio libre de colonialismo y colonias.

Nuestra Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), ha manifestado claramente su más firme respaldo a la legítima reclamación de la República Argentina al derecho a su soberanía sobre sus Islas Malvinas.

Ya son 50 años de la adopción de la resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la primera que caracterizó la Cuestión de las Islas Malvinas como una controversia bilateral entre la Argentina y el Reino Unido y que llamó a las únicas dos partes de la disputa a buscar una solución pacífica y definitiva mediante negociaciones bilaterales.

Una vez más consideramos imperativo referirnos a la Cuestión de las Islas Malvinas para reiterar los legítimos e imprescriptibles derechos soberanos de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, territorios usurpados en 1833 por un acto de fuerza perpetrado por el Reino Unido y que la hermana República Argentina nunca ha cesado de denunciar y protestar.

Es inadmisible, que en el tiempo transcurrido y a pesar de los reiterados llamados de Argentina y de la comunidad internacional a cumplir con el mandato establecido por la Asamblea General en 1965, el Reino Unido continúe hasta el día de hoy, rehusándose a reanudar el diálogo de soberanía con la República Argentina.

El Reino Unido además, de desacatar el mandato de la Asamblea General, pretende explotar de manera ilegal el petróleo que pertenece al pueblo y al Gobierno Argentino. Nicaragua condena estos hechos y se suma a los pronunciamientos de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y el Grupo del G77+China en respaldo al derecho de la República Argentina de llevar adelante acciones legales contra las empresas que realizan actividades no autorizadas de exploración y explotación de hidrocarburos en la plataforma continental argentina.

Señor Presidente,

Nuestra región padece no sólo la ocupación ilegal de esa parte del territorio nacional argentino sino también, de la militarización creciente de la misma, con proyección que alcanza a todo el Atlántico Sur.

Más recientemente, en un claro acto de provocación, en recientes declaraciones ante el Parlamento de su país, el Ministro de Defensa británico anunció el incremento del gasto militar destinado a las Islas Malvinas aludiendo a una presunta “amenaza” de la Argentina. Una Argentina, debo recordar, que rotundamente ha reiterado que el diálogo y la negociación, y no las armas, son el único camino para resolver la cuestión.

Además de inverosímil, resulta absolutamente injustificable que se agite el fantasma de una presunta "amenaza argentina" para aumentar el presupuesto militar británico y consolidar la creciente militarización de las islas. Como denunciara el Gobierno argentino, esos cuantiosos fondos deberían ser usados en beneficio del pueblo británico, para combatir el desempleo, mejorar la educación y la salud y profundizar la inclusión social. No se puede seguir engañando a los ciudadanos y contribuyentes del Reino Unido, agitando fantasmas del pasado.

Nicaragua suma su voz a los demás países de la región en el repudio dicha política de militarización foránea del Atlántico Sur por parte del Reino Unido, condenada no sólo por los países de nuestra América Latina y Caribeña sino por nuestros hermanos del África, por estar destinada a sostener la ilegal ocupación militar de una parte del territorio nacional argentino, latinoamericano y caribeño.

Destacamos la permanente y buena voluntad negociadora de la Argentina, reafirmada a todos los niveles y en cuanto foro existe, esperamos que finalmente el Reino Unido manifieste igual disposición, para dar cumplimiento a las resoluciones que nuestra Organización ha dictado sobre la cuestión.

Instamos, una vez más, al Gobierno británico a sentarse a la mesa de negociaciones, tal como lo establecen más de 40 resoluciones de las Naciones Unidas y numerosos pronunciamientos de organismos regionales como CELAC, ALBA, SICA, ALADI, UNASUR, MERCOSUR, que han convertido a la Cuestión de las Islas Malvinas en una causa latinoamericana y caribeña, así como de organismos internacionales como el Grupo G77+China, las Cumbres Iberoamericanas, las América del Sur y África (ASA) y las de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (ZPCAS), entre otras.

Ya es hora Señor Presidente que desaparezcan los enclaves colonialistas e imperiales en Las Malvinas, es hora que prevalezca la justicia internacional en lugar de la fuerza, es hora que esos territorios regresen a sus verdaderos y legítimos dueños: la nación Argentina.

Nicaragua reitera su total e incondicional apoyo a la hermana República de Argentina en la defensa de sus legítimos derechos de soberanía sobre las Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, incluidos su subsuelo y sus recursos naturales.

En ese espíritu, y con el ALBA, Nicaragua copatrocina el proyecto de resolución presentado por el distinguido representante permanente de Chile, el cual esperamos sea adoptado por consenso, como en años anteriores.

Muchas Gracias, Señor Presidente