La utilización correcta de los materiales para la instalación de sistemas es uno de los elementos sobre los cuales la Dirección General de Bomberos (DGB) hace hincapié que deben ser tomados en cuenta por las familias nicaragüenses al momento de construir sus viviendas o negocios en búsqueda de evitar incidentes que puedan poner en riesgo la vida de sus habitantes.

El director de la DGB, Comandante Ramón Landero, afirmó que la mayoría de las emergencias que atiende dicha institución tienen origen en desperfectos eléctricos, principalmente cuando las familias toman la decisión de abaratar costos utilizando materiales no apropiados y realizando ellos mismos las instalaciones que luego se convierten en tragedias.

Landero insistió en la necesidad de contar con un asesor que tenga conocimientos de electricidad para que nos ayude en las instalaciones, así como utilizar alambre protoduro número 10 como conductor y no los alambres dúplex que tienden a recalentarse por el uso excesivo de la energía, al igual que la instalación de una caja de brakers con disparador automático que impida que un cortocircuito se convierta en incendio.

“Nosotros siempre hemos venido recomendando a la población que haga uso correcto de la energía, que la distribución de la energía la haga con conductores adecuados, que lo revisen una vez cada seis meses porque todo material de construcción tanto para paredes, techos, estructuras como sistemas eléctricos tienen una vida útil y por eso es que nosotros recomendamos que un apagador hay que estarlo revisando, un toma corriente hay que estarlo revisando y eso es fácil, con el dorso de la mano se toca un apagador y un tomacorriente y si detecta que está caliente significa que ese tomacorriente o apagador hay que cambiarlo”, indicó el jefe de Bomberos.

Durante las últimas 24 horas la institución atendió 54 emergencias, de las cuales dos fueron incendios y uno de ellos resultado de un cortocircuito, tres cortocircuitos de acometida pública, una fuga de gas licuado, entre otras, ante lo cual hacen el llamado a la población nicaragüense a hacer uso de las líneas de emergencia de los Bomberos, el 115 y 911, para reportar cualquier incidente de cara a atenderlo de forma inmediata, pero también pueden llamar a esas líneas para solicitar la supervisión de los sistemas eléctricos de sus viviendas y de esa manera reforzar las labores preventivas.