La delegación municipal y departamental del Ministerio de la Familia, continúa el proceso de fortalecimiento del Modelo de Atención Integral Familiar que esta institución implementa en el marco de las Consejerías Familiares.

La Ministra de la Familia, compañera Marcia Ramírez, indicó que este proceso fortalece las capacidades para mejorar la atención de los núcleos familiares y para agregar o sumar más protagonistas a este programa social.

Resaltó que el personal que está recibiendo las capacitaciones, antes estaban ubicados en las diferentes delegaciones de la Comisarías de la Mujer y ahora van a estar atendiendo desde nuevas oficinas en el Ministerio de la Familia en todos los municipios.

“Ellos van a estar concentrados para que las familias lleguen, para orientar todo lo que tiene que ver con situaciones con los niñ@s, violencia, problemas de parejas o de comunicación”, dijo Ramírez.

“Estamos recibiendo una capacitación para el fortalecimiento de la familia. Desde el Ministerio de la Familia ayudamos a resolver todas las problemáticas que se pueden dar en el seno de la familia en relación a violencia intrafamiliar, problemas de capacitación y conciliaciones”, explicó Ana Escoto, delegada municipal del Cuá.

Marta Alfaro, delegada departamental de Mifamilia en Jinotega, dijo que la capacitación les ayuda a brindar a la familia una atención personalizada, de manera que tengan confianza en el modelo de atención integral.

“Con esto buscamos como mejorar la convivencia en el seno de la familia. Ahora que nosotros vamos a tener nuevos espacios que nos darán privacidad, la familia y las mujeres van a sentir que están siendo bien atendidas”, indicó Alfaro.

“En Jinotega vemos problemas de violencia, pensiones alimenticias y problemas de comunicación entre los miembros de la familia, nosotros estamos ahí para garantizar el respeto a los derechos de la familia”, concluyó Alfaro.