Moncada recordó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la misma OEA, “considera inaceptable lo expedito del juicio político contra el Presidente constitucional y democráticamente electo..”, lo que reafirma que fue “un juicio irregular, expedito, sumario, sumarísimo”, añadió el representante nicaragüense.

“Si ese juicio es la base de la destitución del Presidente Lugo y ese juicio es inaceptable, quiere decir que ese juicio no tiene valor jurídico no tiene efecto jurídico, por consiguiente señor Presidente, el Presidente Lugo sigue siendo el Presidente del Paraguay”, añadió Moncada.

El diplomático nicaragüense indicó que “esa destitución no tiene ningún valor, ese golpe no tiene ningún  valor jurídico, de ello se desprende que hay que retornar a la situación original; las cosas deben volver a su lugar de origen, al punto de partida, que implica y que significa restituir al Presidente Lugo a su cargo para el cual fue democráticamente electo”.

Por considerarlo de interés reproducimos íntegra la intervención del Embajador nicaragüense ante la OEA, Denis Moncada Colindres:

 

Palabras del Representante Permanente de Nicaragua ante la OEA

Compañero Denis Moncada Colindres, en la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente sobre la Situación del Paraguay

10 de julio de 2012


Señor Presidente:

El Grupo de Trabajo que organizó y dirigió el Secretario General inició sus labores visitando primero a los Representantes del Gobierno impuesto por el Senado del Paraguay a través de un golpe parlamentario, eso no puede interpretarse como un reconocimiento de la OEA al gobierno golpista de ese país, ni como un procedimiento que siente precedentes en esta Organización; eso es una cuestión de principios que necesariamente en este Consejo Permanente debe quedar establecido, y por eso me he visto obligado a intervenir para sentar también y reiterar las posiciones de Nicaragua.

El 3 de julio la Secretaría General publicó un Comunicado de Prensa informando que había concluido la visita a Paraguay. En ese mismo comunicado  el Secretario General informa que se ha reunido con el “Presidente Fernando Lugo y con el Presidente Federico Franco”. Es decir que se reunió con dos Presidentes. Según dicho comunicado, el Secretario General afirma que en el Paraguay hay un gobierno bicéfalo, con dos Presidentes al mismo tiempo y en un mismo espacio; lo cual es una novedad en el sistema de gobiernos presidencialistas del Hemisferio. Para el Gobierno de Nicaragua no hay gobierno bicéfalo en Paraguay; legítimamente sólo existe el gobierno del Presidente Fernando Lugo democráticamente electo, a quien continuamos reconociendo y expresándole nuestra solidaridad.

Señor Presidente:

El 23 de junio de 2012 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó un Comunicado de Prensa y que traigo a colación porque el Secretario General se refirió a ello como el Organismo responsable, encargado y rector de la materia. La CIDH en su comunicado en las partes esenciales dice lo siguiente: “expresa su profunda preocupación ante la destitución del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, a través de un juicio político que por su rapidez, plantea profundos cuestionamientos sobre la integridad del mismo”. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dejo planteado que ese proceso, que ese juicio sumario, plantea profundos cuestionamientos sobre la integridad del mismo.

Y un segundo párrafo, muy resumido, muy sintético, pero que nos da también ilustración, dice la CIDH:

“La Cámara de Diputados de Paraguay resolvió el 21 de junio de 2012 iniciar un juicio  político contra el Presidente Lugo, y al día siguiente la Cámara de Senadores votó la destitución con 39 votos a favor, cuatro en contra y dos ausencias. La resolución sobre el procedimiento a seguir, aprobada por el Senado de Paraguay el 21 de junio, estableció que el Presidente Lugo debía presentar su defensa al día siguiente y por espacio de dos horas. Según informaciones de prensa, fue rechazada una solicitud de más tiempo para preparar la defensa presentada ante el Senado por los representantes del presidente Lugo”.

Un siguiente elemento que dice la CIDH:

“La Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera inaceptable lo expedito del juicio político contra el Presidente constitucional y democráticamente electo..”. Señor Presidente, Señor Secretario General, Señores Representantes; si el juicio político en Paraguay es cuestionado, si se reafirma que ha sido un juicio irregular, expedito, sumario, sumarísimo y la CIDH dice que es inaceptable, y si ese juicio es la base de la destitución del Presidente Lugo y ese juicio es inaceptable, quiere decir que ese juicio no tiene valor jurídico no tiene efecto jurídico, por consiguiente señor Presidente, el Presidente Lugo sigue siendo el Presidente del Paraguay; esa destitución no tiene ningún valor, ese golpe no tiene ningún  valor jurídico, de ello se desprende que hay que retornar a la situación original; las cosas deben volver a su lugar de origen, al punto de partida, que implica y que significa restituir al Presidente Lugo a su cargo para el cual fue democráticamente electo.

Coincidimos en enviar a nuestras capitales el informe que el Secretario General ha presentado y darnos el tiempo necesario para analizar ese informe.

Muchas gracias Señor Presidente.