Autoridades del Gobierno Sandinista y representantes de países cooperantes en la ejecución del Proyecto de Ampliación y Mejoramiento del Sistema de la Red de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (Japón y Alemania), inauguró la tarde de este lunes la Planta de Tratamiento de Granada, obra que tuvo un costo de US$6.7 millones de dólares.

El proyecto que está siendo ejecutado por la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) pretende garantizar la cobertura del 65% en relación al Alcantarillado Sanitario a la población, esto vendría a darle mayor valor a la ciudad turística por excelencia, pero sobre todo a disminuir la contaminación en el Lago Cocibolca.

En el acto la Alcaldesa de Granada, compañera Julia Mena, al dirigirse a los presentes dijo que “se está dando a luz un proyecto hermoso y deseado durante muchos años, además aseguró que con este proyecto se está garantizando una mejor condición de vida a las familias granadinas, siendo esto uno de los derechos que el gobierno está restituyendo, agregó que esto llena parte de los requisitos que solicita la UNESCO para el nombramiento de Granada como Patrimonio Mixto de la Humanidad.

Japón apoya la protección del Lago Cocibolca

Por su parte, el embajador de Japón, el señor Yasushi Ando, consideró tres puntos importantes en la ampliación y mejoramientos de estas Pilas de Oxidación; una de ellas, es porque “el Lago Cocibolca es una fuente importante para el país, y es de suma importancia mejorar las condiciones higiénicas sanitaria para evitar su contaminación. Segundo, representa la buena voluntad de dos países amigos de Nicaragua; Alemania y Japón que unieron esfuerzos para cofinanciar el proyecto y mejorar la salud y calidad de vida de más de 130 mil granadino”.

Como tercer punto, el embajador japonés valoró la importancia que tiene la ciudad como destino turístico de calidad mundial, expresando que esto es “muy importante para Nicaragua”. También agradeció a todo el equipo técnico que trabajó en esta obra y dijo que “los esfuerzos conjuntos de todos nosotros por el bienestar del pueblo de Nicaragua, será la mejor inversión para el auténtico desarrollo del país, Japón se mantendrá siempre como un buen socio cercano de Nicaragua por ochenta años más”, concluyó.

Mientras tanto, el embajador de Alemania en Nicaragua, Otto Konig, destacó la importante tradición que tiene su país en financiar proyectos de infraestructura.

“El Monto asignado a los programas de cooperación financiera bilateral, que se encuentra en ejecución, asciende aproximadamente a 42 millones de Euros, principalmente en el sector agua y saneamiento”, dijo Konig.

Manifestó que en los últimos años han desarrollado estos proyectos en diferentes ciudades del país del territorio nacional, como en Matagalpa, Jinotega, Managua y Granada.

“El día de hoy, tenemos el placer de compartir con ustedes, la inauguración de la Planta de Tratamiento de agua servida de Granada, uno de los componentes más importantes en el programa de agua y saneamiento para la ciudad de Granada, que hoy es una realidad. La entrada en operación de esta planta de tratamiento tiene beneficios directos importantes para los habitantes de la ciudad”.

El embajador alemán dijo que la rehabilitación de la Planta de Tratamiento, es parte de un programa integral de abastecimiento y saneamiento de la ciudad de Granada, con un volumen de inversión total de aproximadamente 33 millones de euros, de los cuales hasta la fecha se han desembolsado un 51% de la inversión total, con un aporte de 16.5 millones de euros, por parte del Gobierno de Alemaniaa través del Banco Alemán de Desarrollo (KFW Entwicklungsbank), cuatro millones de euros del Gobierno del Japón y por el gobierno de Nicaragua 1.8 millones de euros”.

El compañero Ervin Barrera, Presidente Ejecutivo de ENACAL, dijo que ahora tienen la parte fundamental, para este tipo de proyecto, refiriéndose al Alcantarillado Sanitario, pues se cuenta con la planta de tratamiento, ahora queda que los habitantes se conecte a las redes que se están construyendo en la ciudad de Granada lo más pronto posible, para que todas las aguas negras de la ciudad lleguen a ser tratadas en esta planta y frenar las aguas residuales que caen al lago de Nicaragua.

Luego del acto, las autoridades gubernamentales y embajadores de los gobiernos de Alemania y Japón, realizaron un recorrido por la Planta de tratamiento de Granada, donde lograron observar cada uno de los procedimientos por los cuales es tratada el agua.