El Cardenal Leopoldo Brenes, celebró junto al pueblo católico de la comarca San Juan de la Concepción, ubicado en el municipio de La Concepción, las fiestas en honor a San Juan Bautista.

Durante la homilía, en la que participaron centenares de devotos a la imagen, Brenes recordó que desde el seno materno, San Juan Bautista ya le servía a Jesucristo.

“San Juan el Bautista es llamado, es criado y protegido para prepararle el camino al Señor. Esa es su misión. En el momento del bautismo de Cristo, San Juan dice: yo miré venir sobre Él el espíritu en forma de paloma”.

“El trabajo de nosotros también es preparar el camino del Señor, descubrir cuál es mi misión en este mundo. Como iglesia nos toca peregrinar, rindiéndole honor a San Juan Bautista anunciando a Jesucristo para que sea amado, sea conocido y el centro de nuestras vidas”.

“Estas comunidades de La Concha, San Juan mantienen su fe, un amor a la iglesia y sus obispos y hoy esto me hace fortalecer mi fe y mi entrega como pastor”.

Enfatizó que “el trabajo de nosotros también es preparar el camino del Señor, descubrir cuál es mi misión en este mundo. Como iglesia nos toca peregrinar, rindiéndole honor a San Juan Bautista anunciando a Jesucristo para que sea amado, sea conocido y el centro de nuestras vidas”.

Respeto a la vida

“Hoy he querido en la homilía destacar el respeto a la vida. A mí me ha causado mucho dolor que se sigan asesinando mujeres, lo más doloroso es la forma atroz con la que se hace sin misericordia y por otro lado lo más dramático es que estén involucrados familiares”.

“Esto significa que estamos perdiendo el amor a la vida, así que creo que debemos seguir promoviendo la vida, insistiendo, poniendo imágenes donde se ve el cariño y el respeto a la vida. No tenemos ningún derecho de quitarle la vida al otro hermano”, refirió Brenes.

“Nosotros estamos cayendo en una cultura del descarte”

En su encíclica sobre el medio ambiente, el Papa Francisco, manifiesta que el auténtico desarrollo humano posee un carácter moral y supone el pleno respeto a la persona humana, pero también debe prestar atención al mundo natural y tener en cuenta la naturaleza de cada ser y su mutua conexión en un sistema ordenado.

Sobre esta problemática mundial, el Cardenal Leopoldo externó que en el caso de Managua “nosotros estamos cayendo en una cultura del descarte, que fácilmente en Managua la tiramos la basura y no la ponemos en su lugar, ocasionando que los cauces se rebalsen y de ahí vienen los desastres. Debemos crear una cultura nueva de poner la basura en su lugar”.

El párroco de la iglesia San Juan Bautista, Yuer Baltodano, explicó que las fiestas se han venido celebrando durante casi quince días con mucho fervor cristiano.

“La feligresía ha expresado con mucho amor ese cariño que tienen por su santo patrono, quien es su protector. Las fiestas se han realizado durante quince días, la primer semana que es el novenario, ayer fue el tope de la imagen de nuestra señora de Monserrat, El Apóstol Santiago y San Juan Bautista. Hoy las imágenes salen a recorrer las principales calles de nuestro pueblo, entrando la procesión a las ocho de la noche. El domingo las imágenes regresan a sus parroquias”, detalló.

Devotos piden protección en sus trabajos

La feligrés María Pichardo, dijo durante el recorrido por las calles que siempre pide a San Juan Bautista que la proteja en su trabajo.

“Mi devoción es grande y desde hace varios años. Yo le pido que me cuide en mi trabajo, que nunca me falte el pan de cada día”.

Asimismo, Mario Gómez, afirmó que “desde pequeño mi madre me trajo a la iglesia y por eso soy devoto de San Juan que me ayudó a conseguir un trabajo digno y me tiene sano”.