Este día del padre nicaragüense, decenas de capitalinos llegaron al Cementerio General para enflorar a sus familiares difuntos, en especial a los que fueron papás.

"Cada año le venimos a rendir homenaje a nuestro padre, porque él fue muy especial con nosotros, le debemos lo que somos y no podemos hacer otra cosa más que recordarlo trayéndole sus flores y orando por su alma", dijo Isabel López mientras remozaba la sepultura de su papá fallecido hace 15 años.

A lo largo del día, las familias llegan a este cementerio para dedicar un momento especial a sus padres, que aunque descansen en paz continúan vivos en sus corazones.

Magda Orozco González, quien llegó temprano al cementerio para enflorar a su papá, dijo que este día del padre siempre es un día especial.

“De el recuerdo toda la educación que nos dio, el amor, el cariño y la comprensión, fue un lindo padre para mí”, dijo Orozco con lágrimas en sus ojos.

Freda Escorcia, explicó que este es un día especial por los recuerdos que dejó su padre en ella. “El tiene unos 30 años de muerto y siempre lo tengo presente en mi corazón, fue un excelente padre y significa mucho para mí este día venir a recordar a mi padre, es recordar mi niñez y mi juventud a la orilla de él”, expresó.

Rina Alvarado, manifestó que este día es especial para demostrar el cariño hacia los padres aunque ellos hayan partido a otro plano de vida.

“Debemos darle al padre el amor que le damos a la mamá, muchos padres sirven de madre y de todo. Mi padre fue un gran hombre, un excelente padre, yo siempre lo recuerdo con amor y con cariño. Este es un día especial”, comentó.