Al finalizar el acto conmemorativo del 79 aniversario del natalicio del Fundador del FSLN, Comandante Carlos Fonseca, la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, aseguró que esos son momentos sagrados donde se movilizan un sinnúmero de emociones en el corazón.

“Venir aquí es un momento sagrado. Siento cuando estamos aquí momentos sagrados, porque son momentos de encuentros, de encuentros con este espíritu eterno, es la eternidad en nosotros y en este plano de vida el deber, la obligación de seguir haciendo patria y patria para todos”, manifestó Rosario.

La Compañera destacó el mensaje del Comandante Daniel Ortega durante el acto, donde recordó los meses de junio y julio de 1979, los cuales han quedado como ejemplos de la fuerza del espíritu nicaragüense.

“Es fuerza, es inspiración. La palabra inspiración quiere decir ‘en el espíritu’. Uno se siente en el espíritu de esos tiempos, uno se siente el espíritu de cada uno de esos jóvenes eternos que estuvieron ahí como hoy están ahí, como hoy estamos todos aquí. Siente la fuerza de aquel tiempo en este tiempo, construyendo el porvenir, porque estamos construyendo el porvenir”, aseguró.

La Compañera señaló que Carlos estaría cumpliendo este martes 79 años, pero que sigue siendo un joven eterno como Camilo y como Tomás.

“Los vivimos, no los recordamos; los sentimos, no los recordamos. Están aquí con su ejemplo de vida, porque de verdad cada uno de nuestros compañeros, sobre todo nuestros Comandantes Tomás, Carlos, nuestro Comandante-Padre General Augusto Sandino, fueron maestros guías y nos dejaron este país y la responsabilidad y el compromiso de seguir luchando frontalmente contra la pobreza”, afirmó.

Rosario aseguró que a pesar de que en Nicaragua aún hay centenares de miles de familias que viven en la pobreza, ahora se cuenta con un Modelo de Fe, Familia y de Comunidad “en el que nos respaldamos solidariamente”.

“Ahora encontramos más posibilidades, más respaldo para trabajar en el campo, en la ciudad desde nuestros pequeños, o medianos o grandes emprendimientos. Pero cada una de esas familias sabe que no hemos erradicado la pobreza y deben saber que tienen el compromiso de nuestro Presidente y el compromiso de todos nosotros de batallar cada día en el espíritu de la Revolución Popular Sandinista, en el espíritu de nuestro Comandante, en el espíritu de esa gesta heroica que enterró la dictadura somocista y que va a enterrar, porque ese espíritu está aquí, la pobreza en nuestra Nicaragua bendita, linda y siempre libre”, apuntó Rosario.