Expertos de la OMS y de los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos viajaron a Corea del Sur para ayudar a controlar la expansión del MERS, infección que ha causado ya 27 muertes en esa nación.

En conferencia de prensa, Christian Lindmeier, portavoz del organismo sanitario internacional, expresó que la misión será de menor tamaño y de más bajo perfil que otra similar enviada hace dos semanas.

El Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS) se ha detectado en 25 países, pero la mayoría se reportan en Arabia Saudita. El mayor brote fuera del Medio Oriente se concentra en Corea del sur, donde se han notificado 175 casos.

Lindmeier indicó que el número de pacientes infectados por el MERS -y confirmados en laboratorio- se eleva a mil 334 personas, de las cuales 471 han muerto.

El MERS es una afección respiratoria provocada por un nuevo coronavirus, detectado por primera vez en Arabia Saudita en 2012.

La mayoría de los casos humanos de infección por el patógeno se han atribuido a infecciones de una persona a otra, aún cuando no se transmite fácilmente, aseguran especialistas.