Las autoridades de la Dirección General de Bomberos (DGB) reiteraron el llamado a la población nicaragüense en asumir la responsabilidad en las instalaciones eléctricas y la manipulación de pólvora a fin de evitar incendios que pongan en peligro vidas humanas y pérdidas materiales.

El Comandante Ramón Landero, jefe de la DGB, informó que en las últimas 72 horas la institución atendió un total de 137 emergencias, de las cuales cuatro fueron hechos de incendio siendo dos de estos los más fuertes que pusieron en riesgo la vida de los vecinos de las viviendas combustionadas, ello producto de irresponsabilidad en la instalación eléctrica residencial y la elaboración ilegal de juegos pirotécnicos en zonas no adecuadas.

Landero insistió en recordarle a las familias nicaragüenses la importancia de que las instalaciones de los sistemas eléctricos en las viviendas sean realizados por personas expertas cumpliendo con todas las normas establecidas para ello, tales como la colocación de polo a tierra, la instalación de mufa para el ingreso de los cables de energía hacia la vivienda evitando el contacto con las lámina de zinc del techo.

“Nosotros hemos venido insistiendo que nuestros hermanos nicaragüenses para proteger su vida, para proteger sus bienes deben tener una instalación adecuada que reúna las garantías y seguridad mínima en la distribución desde el poste a la caja de brakers”, declaró el jefe de bomberos al recordar que uno de los principales incendios del fin de semana se debió al incumplimiento de estas normas.

En cuanto a la manipulación de pólvora, el Comandante Landero manifestó que en coordinación con la Policía Nacional está trabajando en la supervisión de aquellos talleres ilegales de productos pirotécnicos a fin de desaparecerlos y en el caso de los talleres legales estos deben estar ubicados en zona no urbanas para que no pongan en riesgo la vida de sus vecinos.

“Se está trabajando con los compañeros de la Policía Nacional para evitar que se repitan estos hechos, porque hay una norma que dentro del casco urbano no se puede fabricar ningún tipo de juego pirotécnico y debe estar plenamente autorizado por los compañeros de la Policía Nacional y los Bomberos”, comentó.

Landero también enfatizó la importancia de que los transportistas y conductores del transporte colectivo y selectivo porten los extintores debidamente cargados para evitar incendios de sus vehículos.

“Un vehículo pequeño de transporte selectivo o transporte liviano tiene que andar un extintor de cinco libras de polvo químico como mínimo, un vehículo de transporte pesado debe andar un extintor de polvo químico de 15 libras y en buen estado, porque de nada me sirve andar un extintor solo de lujo, debe andar con su polvo, su presión y además deben saber manipularlo porque un extintor nos puede salvar la vida”, apuntó.