En aras de continuar en la lucha anti epidémica y evitar que el pueblo nicaragüense se vea vulnerable ante distintas enfermedades, brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa) se dieron a la tarea de fumigar cada una de las viviendas de los barrios Larreynaga y Costa Rica del Distrito IV de Managua.

Miguel Ramos, jefe de Brigada, afirmó que aproximadamente 2,500 viviendas están siendo visitadas por los brigadistas cada día, donde se está insistiendo en la importancia de permitir el ingreso de los brigadistas para el control de las enfermedades como el chikungunya y el dengue.

Para la población capitalina, en la jornada ejecutada por el Minsa también debe colaborar la ciudadanía con labores de limpieza en sus casas, desechando todos aquellos recipientes que puedan acumular agua y que por ende puedan convertirse en un criadero de mosquitos.

“Es importante dejar entrar a los brigadistas cuando vienen a fumigar y a abatizar, es importante que no botemos el abate que echan en las pilas y barriles con agua, nos recomiendan que no tengamos llantas viejas y otros calaches que acumulen agua y por nuestra salud debemos cumplir con esas recomendaciones, mantener limpio, la limpieza es importante”, expresó Alejandro Granado Raudez.

Petrona Canelo calificó de muy importante este tipo de jornadas de salud en los barrios porque a través de ellas se está contribuyendo a la eliminación de los vectores transmisores de las enfermedades, pero que para cumplir con esa tarea la población nicaragüense también debe participar activamente manteniendo limpios sus hogares y libres de objetos inútiles que acumulen agua.