Las tormentas de lluvia causaron el fin de semana la muerte a tres personas y la evacuación de miles en las provincias de Guizhou, suroeste de China, y en la de Hunan, centro del país.

La cuarta ronda de tormentas de lluvia azotó el distrito de Leishan, en Guizhou, el sábado y hoy. Más de 70 casas se derrumbaron o resultaron dañadas. Seis personas quedaron sepultadas, de ellas, una murió, cuatro fueron rescatadas y hospitalizadas y una resultó ilesa.

Otras seis personas fueron atrapadas por un alud de tierra. Dos fallecieron y cuatro quedaron heridas y fueron hospitalizadas, dijo la Oficina de Publicidad del distrito.

Las inundaciones causadas por la lluvia dejaron varados a 3.000 turistas en el distrito, pero las autoridades ya los evacuaron a sitios seguros.

Lluvias torrenciales también cayeron en la provincia de Hunan, donde afectaron a 360.000 personas, dijo la oficina provincial de control de inundaciones. Cerca de 16.700 personas fueron desplazadas y 270 casas se derrumbaron.

Por otra parte, el Centro Meteorológico Nacional emitió hoy una alerta azul por el tifón "Kujira".

El tifón, el octavo de 2015 y el primero en China, se formó esta mañana en el Mar Meridional de China y está avanzando hacia el norte a una velocidad de unos 10 kilómetros por hora.

"Kujira" arribará a las aguas alrededor de las islas Xisha y de la isla de Hainan antes de tocar tierra el lunes en la noche entre Wanning, en la provincia de Hainan, sureste de China, y Zhanjiang en la provincia sureña de Guangdong, donde se esperan lluvias y vientos fuertes.