La selección brasileña de fútbol dio un importante paso el domingo al derrotar 2-1 a Venezuela para ganar el Grupo C y clasificar a los cuartos de final de la Copa América, dejando atrás el revés generado por la suspensión de su estrella Neymar.

Brasil quedó en lo más alto del Grupo C con seis puntos, seguido por Perú y Colombia -que igualaron 0-0 más temprano el domingo- con cuatro cada uno. El equipo incaico fue segundo por diferencia de gol. En tanto, Venezuela cerró con tres unidades y fuera del torneo.

Venezuela salió a jugar de igual a igual en el inicio, pero después de los primeros cinco minutos los pentacampeones mundiales tomaron el control del balón.

La “canarinha” se acercó al arco de la “vinotinto” por primera vez a los 6 minutos, con un avance de Daniel Alves por derecha y un centro que finalmente no logró ser conectado por ningún delantero.

La presión de la “verdeamerela” se mantuvo y a los 9 se puso al frente con una volea del defensor Thiago Silva, que interceptó un tiro de esquina desde la derecha ante la incapacidad de la defensa de despejar.

Los de Dunga seguían desnivelando la cancha, pese a que el triunfo los clasificaba como líderes del Grupo C. Los embates brasileños los encabezaba Robinho, quien reemplazó al suspendido Neymar en el equipo titular y se transformó en un constante dolor de cabeza para la defensa venezolana.

A los 16, Dani Alves avanzó una vez más por la banda derecha, pasó al medio a Robinho y el delantero disparó con fuerza y el tiro salió a centímetros del arco de Alain Baroja.

Venezuela necesitaba al menos el empate para clasificar pero no lograba controlar la pelota y sus oportunidades de gol se reducían a cobros de faltas en campo del “scratch”, aunque sin fortuna mientras el arquero Jefferson era uno más de los cerca de 40.000 espectadores en el Estadio Monumental de Santiago.

El segundo tiempo comenzó con tibios acercamientos de Venezuela a través de centros que no encontraban un destinatario abierto, pero Brasil volvió a tomar las riendas del juego con rapidez.

A los 47 minutos, Thiago Silva estuvo a punto de repetir tras un tiro de esquina en el que cabeceó sin oposición, pero el arquero despejo hacia el costado, alejando el peligro.

En un rápido ataque por la izquierda, Willian se sacó a un rival a los 51 y centró para encontrar en el área a Roberto Firmino, quien no perdonó y decretó el 2-0.

El entrenador Noel Sanvicente sabía que el resultado los dejaba fuera de la Copa y alentaba a sus dirigidos desde la banca para intentar una remontada. Para su frustración, la “vinotinto” sólo conseguía acercarse al arco brasileño con centros que no encontraban libre a su goleador Salomón Rondón.

Con el ingreso de David Luiz por Firmino a los 66, el técnico Dunga mostró su intención de cuidar el resultado.

Poco después entró el delantero Nicolás Fedor para acompañar a Rondón en el ataque venezolano.

Y Venezuela descontó a los 84 minutos. Juan Arango ejecutó un tiro libre que dio en un poste y golpeó en el arquero Jefferson. Fedor tomó el rebote y puso el 2-1 con una palomita bajo la boca del arco.