La cancha del barrio La Primavera fue el escenario de una jornada deportiva promovida por La Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, con el objetivo de alejar a los jóvenes en riesgo de la delincuencia y las drogas.

Durante estos encuentros, dieciocho equipos con jóvenes de entre 17 y 23 años, han logrado a través del futbol sala recatar valores como el respeto, el compañerismo y la tolerancia.

El inspector Jhony Chávez, especialista de la dirección de asuntos juveniles, explicó que “En el plan de intervención que tiene la policía de estos jóvenes irán treinta al Centro Juventud de la Policía para aprender una carrera técnica”.

“Todo joven está en riesgo, por eso trabajamos con los jóvenes desde temprana edad para que ellos vayan viendo las posibilidades que hay en la vida”.

“Hemos logrado disminuir los enfrentamientos en el Barrio La Primavera. A través de las encuestas hemos logrado ver que sólo los nombres han quedado de jóvenes conflictivos porque ahora ya no se dan cosos”, añadió.

Fortalecen valores a través del deporte

“He logrado hacer amistad con las personas que no tenía amistad, a conocerme más con las personas del barrio, más disciplina y veo que hay niños de escasos recursos que con las carreras técnicas de la policía se pueden superar”, mencionó el joven Julio César Vivas.

Otro de los jóvenes que participa de estos juegos es Fernando López, quien dijo que estas actividades deportivas son un bien para la juventud y para la comunidad.

“Esto que hace la Policía me parece una buena iniciativa porque así nos saca de las drogas y la vagancia”.

“Esto hace que los jóvenes se alejen de las drogas y se distraigan en el deporte y quizá en un futuro ser alguien como deportista”.

Maynor Orozco, árbitro de la liga, comentó que “Muchos jóvenes que pueden estar en las calles ahorita en la delincuencia o no haciendo nada en sus casas, están recreándose, tratando de ocupar su tiempo en algo bueno, positivo que los va a ayudar a ellos en su futuro”.

“Los compañeros de la Policía nos han apoyado mucho, han venido la brigada de los Dantos cuando se está haciendo la liga para garantizar nuestra seguridad”.

“En la parte anexa al barrio padecemos de una epidemia de droga muy fuerte y esto nos ayuda mucho para que se distraigan y se alejen de las drogas”, comentó.