El diario electrónico estadounidense, Global Post, dedicó este domingo un reportaje al quesillo nicaragüense, destacando su peculiaridad, historia y sabor.

“Todo el mundo come quesillos -los jóvenes, los viejos, los ricos, los pobres, todo mundo”, señala Olivia Delgado, una vendedora de esta riquísima comida en Nagarote, citada por el medio.

El reportaje relata cómo tanto Nagarote como La Paz Centro se disputan el honor de ser la cuna del quesillo, aunque es reconocido que en ambas ciudades se pueden encontrar las mejores versiones de este plato en todo el país.

“El quesillo es tan fundamental para la identidad de estos dos pueblos que ambos han construido estatuas de vendedores de quesillo, probablemente las únicos en el mundo. Cada una muestra una hermosa y fuerte mujer, que orgullosa equilibra una canasta llena de quesillos en su cabeza”, describe el Global Post.

El medio narra que el quesillo tuvo su origen al principio del siglo XX, cuando mujeres vendían una primera versión de esta comida hecha sólo con queso y tortilla, envuelta en una hoja de chagüite, en lugar de la actual bolsa de plástico.

Muchos clientes de esos días eran pasajeros del ferrocarril que existía en la época, el cual cruzaba Nagarote y La Paz Centro.

En la década de 1960, según la tradición local, una mujer llamada Doña Dalila comenzó a agregar crema y cebollas picadas al queso, creando el quesillo moderno.

El diario también señala que la popularidad del quesillo va en ascenso más allá de las fronteras de Nicaragua, indicando que en Miami se puede encontrar un restaurante especializado en esta popular comida.

LEA EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ

Fotos: Global Post