Este domingo los bolivianos festejan la llegada del Año Andino Amazónico 5523, que se conmemora cada 21 de junio con diferentes actividades previstas en lugares sagrados para recibir los primeros rayos del sol.

El presidente de la nación andina, Evo Morales, recibió el año con una ofrenda a la Pachamama (Madre Tierra), en la Isla de Incahuasi situada en la parte central del Salar de Uyuni, departamento de Potosí, informó ABI.

Morales recibió la luz del día junto con David Chohuanca y otras autoridades en la ceremonia ancestral que replicará en lugares sagrados en más de cinco departamentos: La Paz, Santa Cruz y Potosí, principalmente.

"En el Machaq Marka 5.523 años, estamos firmes, como soldados de esta Madre Tierra, como soldados de nuestro proceso de cambio y estamos aquí para seguir liberándonos hermanos y hermanas", expresó el mandatario boliviano.

Morales aseguró que continuará impulsando la liberación con principios y valores, así como políticas sociales y económicas que hoy son un reflejo en todo el mundo.

El presidente de Bolivia demandó unidad para derrotar el imperio que por tantos años impuso su dominación y saqueó los recursos naturales. "Humillaron, odiaron y buscaron eliminar al movimiento campesino indígena originario", dijo Morales.

Los indígenas de la etnia aymara son los primeros en recurrir a los lugares sagrados donde se movilizan con cantos y alabanzas a la pachamama (Madre Tierra) y pernoctan desde el sábado para esperar la luz del día.

En Cochabamba (centro-oeste), los habitantes del municipio Cercado celebrarán el año amazónico con un acto en el que se escucharán relatos históricos y finalizará con un apthapi.

Mientras que en la localidad de Quillacollo habrá un desayuno comunitario y una carrera de chasquis. Los habitantes de la provincia de Pocona harán un recorrido turístico y en Vinto se realizará una ofrenda.