Este sábado expertos en hidrología de Cuba junto a especialistas del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y de la Alcaldía Capitalina, recorrieron la Cuenca Sur de Managua con el objetivo de evaluar las verdaderas dimensiones del problema de drenaje pluvial que enfrenta la ciudad en época de invierno.

Tras estudiar toda la documentación existente, los expertos cubanos y nicaragüense realizaron un trabajo de campo por El Crucero, el sector del Incae, el Reparto Buenos Aires y el cauce de Sierra Maestra, donde pudieron valorar el situ la situación.

José Antonio Hernández, Director del Uso Racional del Agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos de Cuba, explicó que evidentemente lo que hay que enfrentar es muy complejo “a partir que la ciudad de Managua está al norte, contra el lago”, y “hacia el sur (contra) las zona de Las Sierritas, con pendientes muy altas” y con lluvias muy intensas.

Señaló que las soluciones deben conllevar obras como micropresas, cortinas, canalizaciones, y pozos de infiltración, sin embargo, advirtió que esto de nada servirá si dichas obras siguen siendo “usadas como vertederos de basura”.

Fue enfático además que es muy difícil construir proyectos que disminuyan ciento por ciento los efectos de un fenómeno tan drástico como el que se han estado presentando.

Proyectos para evitar la sedimentación

Fernando Palma, Director de Proyectos de la Alcaldía de Managua, explicó que la Comuna continúa trabajando en base a los estudios que se han hecho de las lluvias anteriores.

Manifestó que en el caso particular del Cauce de Sierra Maestra, uno de los proyectos visitados, lo que se están instalando son cortinas para evitar la sedimentación del cauce y la erosión del sector, en el cual se ubica una gran cantidad de viviendas.

En esas dos cortinas se están invirtiendo 7 millones de córdobas.

Palma afirmó que es necesario recuperar y arborizar la zona, aunque subrayó que es la basura uno de los factores que más atascan los cauces de la ciudad.

El doctor José Milán, asesor científico del Ineter, señaló el problema es muy complejo debido precisamente a la pendiente y por los usos que se le han estado dando a los suelos.

El experto aseguró que luego de evaluar más a profundidad la situación, a final de la semana es probable que ya se tengan acciones concretas a emprender.