La bulliciosa ciudad de Mumbai, el corazón económico de la India, intenta hoy recobrar su normalidad después de las fuertes lluvias que cayeron sobre ella, en medio de un escándalo por la muerte de 81 personas tras consumir bebidas alcohólicas caseras.

Este sábado reabrieron sus puertas los negocios, instituciones financieras y públicas, mientras se reanudan, aunque con retraso, las operaciones regulares de trenes, que transportan cada día entre 70 mil y 80 mil pasajeros en la urbe.

Ayer cayeron sobre la metrópoli casi 300 milímetros de agua en 24 horas, lo cual obstruyó los obsoletos sistemas de drenaje, capaces de responder a solo un 10 por ciento de esa cifra, y provocó grandes inundaciones en diversas zonas, según la televisora NDTV.

El 80 por ciento de los 350 mil pequeños negocios de la ciudad no abrieron sus puertas el viernes debido a las precipitaciones más abundantes en la última década, expresó Viren Shah, presidente del gremio de comerciantes de Mumbai, antigua Bombay.

Shah lamentó las fuertes pérdidas económicas que supuso esa medida, a lo cual se sumaron los numerosos almacenes con mercancía inundados.

Ante las malas condiciones meteorológicas que continúan hoy, el ministro de Educación estadual, Vinod Tawde, llamó a los alumnos a no asistir a clases este sábado.

En medio de este panorama, las autoridades locales informaron que la cifra de muertos por consumir bebidas alcohólicas caseras se elevó a 81, mientras otra treintena continúa ingresada.

La agencia de noticias PTI, que cita a fuentes oficiales, destacó que fueron suspendidos ocho agentes de la ley por el caso, entre ellos el jefe de la estación de policía de Malwani, Prakash S. Patil.

Los residentes del barrio pobre de Malwani se enfermaron después de beber el alcohol en un bar el miércoles y las primeras muertes se informaron el jueves en la tarde.

Hasta la fecha, seis personas que participaban en el contrabando de bebidas alcohólicas adulteradas fueron arrestadas.

En diciembre de 2004 fallecieron 87 personas en esa ciudad por la misma causa. En enero último otras 29 murieron también por ingerir bebidas alcohólicas caseras en el norteño estado de Uttar Pradesh.