El vocero y director de Relaciones Públicas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Roberto Larios señaló que el diario La Prensa ha pretendido utilizar a los miembros de la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN) como apéndice de la política de ataque y de desprestigió que constantemente ejercen contra ese Poder del Estado.

Larios que actualmente enfrenta una querella por injurias y calumnias de parte de los directivos de APN, cuyos miembros ejercen un férreo periodismo oficialista de Derecha, llegó hasta la sede de esta agrupación, a ratificar que en ningún momento ha cometido tales delitos y por tanto no tenía porqué rectificar.

Minutos antes de las palabras de Larios, el presidente honorario de la APN, Efraín Payán, leyó un documento de mediación en la que las partes se comprometían a desestimar el proceso judicial que está tramitado por el juez Séptimo Local de lo Penal de Managua, Donaldo Alfaro García.

Sin embargo, Larios tras firmar el documento, recalcó que en ningún momento ha injuriado o calumniado a Payán y mucho menos al actual presidente de esta organización Juan Rodríguez, pues lo que había expresado y denunciado el 22 de mayo pasado, es que algunos periodistas (no especificó nombres) eran pagados por el empresario Milton Arcia para desprestigiar al Poder Judicial y a sus autoridades.

Igualmente el vocero de la CSJ, manifestó que esos mismos periodistas durante las administraciones neoliberales recibían jugosas prebendas, muchas de ellas reñidas con las éticas elementales del ejercicio periodístico. Para sustentar sus palabras, Larios mostró archivos periodísticos donde se ve al entonces ministro de infraestructura del gobierno de Enrique Bolaños, Pedro Solórzano entregando dinero a un periodista, el mismo que formaba parte del séquito que llevó Arcia hace algunas semanas a los juzgados.

“Desde mi posición de vocero del Poder Judicial he apoyado y apoyo a cientos de periodistas, muchos de ellos de la APN, sin preguntarle jamás con qué partido políticos simpatizan”, dijo Larios, indicando luego que el diario La Prensa hace un par de décadas, tristemente patrocinó la creación de la APN, organización que nació del seno de este medio oficial de la Derecha mediática (muestra fotografía donde aparece el poeta Pablo Antonio Cuadra (q.e.p.d) en ese entonces director del diario juramentando a la directiva de la APN).

Denunció que La Prensa desde hace un par de años promueve una campaña intensa de desprestigio contra el Poder Judicial y por eso no es casual que ahora intente un nuevo ataque, en este caso contra su figura.

Agregó que La Prensa quiere desde la APN, sumar un nuevo elemento de ataque contra su persona y contra el Poder Judicial, por tanto llamó a sus directivos a no caer en ese juego.

Sobre la querella en su contra, señaló que la misma no cumple los requisitos de ley y “el despliegue que la derecha mediática oficialista a hecho de esta querella, no hizo sino demostrar la infinita falta de calidad periodística de este sector de la prensa nicaragüense, que ni siquiera se tomó la molestia de examinar los documentos”.

A pesar de esto, Larios manifestó que está dispuesto a enfrentar la querella por injurias y calumnias, por lo que desde ya se desprende de su papel de vocero de la CSJ.

“En cuanto a la querella que se introdujo, debo decir que lo primero que hice para enfrentarla fue despojarme de mi condición de funcionario del Poder Judicial”, anunció Larios.

Y agregó que “aquí el diario La Prensa ha estado especulando y mintiendo afirmando que el Poder Judicial quería protegerme negándose a darle trámite a la querella y perfectamente pude haber buscado cualquier excusa abogadil para evitarla, pero no lo hice”, concluyó Larios.

Al final los directivos de APN, indicaron la ruptura del acuerdo y ratificaron que continuará el proceso.