Cuatroscientas sesenta y cuatro plantas de eucalipto y sardinillo fueron sembradas en más de 500 metros de la finca El Cocal, en el municipio de León, en la etapa inicial de la restauración y e instalación de las cortinas rompevientos.

Como una demostración del modelo de alianzas público-privada que promueve el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, jóvenes, autoridades locales, representantes de instituciones de Gobierno y del sector privado, se dieron a la tarea de recorrer la carretera hacia la comarca Lechecuagos hasta llegar a la finca donde se plantarían lo que en un futuro serán los árboles que protegerán los cultivos y la salud de la población nicaragüense.

Resultados en 3 ó 4 años

El director del Instituto Nacional Forestal (Inafor), William Schwartz, afirmó que en este 2015 se ha planificado sembrar 580 mil plantas para cubrir aproximadamente 400 kilómetros de cortinas rompevientos, de las cuales se estarían obteniendo resultados en tres o cuatro años.

Subrayó que es necesario que exista un compromiso de mantener alguna cobertura vegetal en el campo para evitar las tolvaneras y que el viento erosione la tierra fértil. De la misma manera exhortó a desarrollar otros tipos de cultivos mientras no se esté en la fecha del ciclo productivo.

“Esto va a tener efectos en tres o cuatro años cuando las plantas tengan la suficiente estatura y creemos que el programa va a funcionar. Aquí está funcionando el modelo que nos orienta nuestro Presidente, ese modelo de alianza con los privados, con la juventud, con las alcaldías, con las comunidades”, indicó Schwartz.

El productor Eduardo Gurdián, propietario de El Cocal, calificó de muy importante esta iniciativa porque representa un beneficio para la población y los agricultores, dado que su principal objetivo es proteger la tierra.

“Es bien importante porque evita la erosión y no llegaría tanto polvo a las comunidades, pero para que tenga éxito todo programa agrícola debe tener la partición del gobierno, los agricultores y las comunidades porque es un beneficio para todos”, comentó Gurdián.

Miles de kilómetros de cortinas

El Vice Ministro del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), Roberto Araquistain, aseveró que en la zona de Occidente existen actualmente 1,200 kilómetros lineales de cortinas rompevientos y que con esta nueva etapa que ha iniciado este viernes se totalizarían 1,800 kilómetros de cortinas en esa zona del país. A ello hay que sumar otros 600 kilómetros entre Masaya y Managua para lo cual se estarían produciendo 2.5 millones de plantas.

Araquistain declaró que en esta iniciativa es importante la colaboración de los productores que desarrollarán en sus tierras mejores técnicas en el manejo del suelo, dejando los rastrojos de los cultivos sobre la tierra para abonar los suelos, creando terrazas para conducir el agua y conforme la terraza hacer los surcos para que el agua circule despacio y se infiltre.

“Estamos comprometidos con esta iniciativa. En el parque Arlen Siu tenemos un vivero de 200 mil plantas, la alcaldía está plenamente comprometida, sabemos que el problema número 1 son las tolvaneras y de esta manera las vamos a enfrentar con el apoyo del Gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario”, manifestó el alcalde de León, Roger Gurdián Vigil.

Cabe destacar que las cortinas rompevientos están siendo instaladas en los 6 municipios del departamento de León. La instalación se ha hecho con plantas de los viveros municipales, contando para ello con el apoyo del Marena e Inafor.

Foto: Archivo