La prevención de enfermedades continúa siendo una prioridad para el Gobierno Sandinista, y para tal efecto este viernes se han fumigado 2 mil 700 viviendas en los barrios capitalinos Monseñor Lezcano, Manuel Olivares, Alfredo Selva, Alemania Democrática y Acahualinca, donde con frecuencia se desarrollan este tipo de jornadas.

Al ser consultadas, las familias afirmaron que las jornadas de fumigación han dado resultados positivos al reducir grandemente la cantidad de mosquitos sobre todo en este periodo en el han iniciado las lluvias.

“Muchas veces la poca limpieza de las viviendas ocasiona la proliferación de mosquitos, sobre todo ahora que llueve y hay sitios donde queda el agua estancada, por eso considero que el trabajo de fumigación es fundamental porque se está eliminando al mosquito adulto” señaló Teodora Morales.

“La fumigación es importante porque contribuye a contrarrestar las enfermedades, considero que el trabajo que realiza el gobierno es importante porque están ayudando al cuido de nuestra salud, en este sector hay bastante presencia de mosquitos y creo que es una razón más para mantener limpias las viviendas y permitirle a los brigadistas ingresar a las casas” expresó Gilberto Cantillanos.

La fumigación constituye solo una de las estrategias del Ministerio de Salud para acabar con el agente transmisor de las mortales enfermedades del dengue y el Chikungunya. A ello hay que agregar la abatización y la eliminación de criaderos.

Sin embargo, la institución ha reiterado que en esta lucha el trabajo de las familias, limpiando sus hogares, es lo que dará mejores resultados, así mismo, instan a la ciudadanía a que permitan el ingreso de los trabajadores del Ministerio de Salud, ya que si una vivienda queda sin fumigar esta se vuelve un posible foco de vectores.

“En estos barrios se han presentado algunos casos febriles por ello hemos intensificado el trabajo para controlar casos positivos de Dengue y Chikungunya, sumado a esto se les brinda asistencia médica y el tratamiento necesario. En los casos donde no permiten nuestro ingreso a las viviendas nosotros insistimos hasta que nos permitan hacer nuestro trabajo” concluyó Ángel Alvarado, jefe de brigada del Minsa.