“Nuestras oraciones y nuestro cariño para la familia del compañero Elías Talavera. ¡Cuánto hemos sentido su partida!”, dijo Rosario en comunicación telefónica a través de los Medios del Poder Ciudadano.

La compañera señaló que Talavera trabajaba desde 1981 en la seguridad de los hijos de la familia Ortega-Murillo desde los primeros años de la Revolución Sandinista.

“Lo queríamos mucho, lo queremos mucho. A su familia, a sus hijos nuestro abrazo lleno de solidaridad y de acompañamiento. El respaldo pleno de esta familia suya que él la acompañó a través de tanta historia, a través de tantas luchas y desafíos, en tantos momentos duros, en tantos momentos de celebración, en tanta vida”, manifestó.

Rosario reconoció el “trabajo siempre fiel que desarrolló” Talavera para la Policía Nacional, para la seguridad personal y para la familia del Presidente Daniel y la Compañera Rosario.

“Gracias Elías y gracias a su familia por habernos permitido conocerlo, quererlo y trabajar con él todos estos años. A sus hijos, a su esposa, a su padre, a su madre nuestro amor y nuestro compromiso de solidaridad y acompañamiento permanente”, señaló Rosario.