Especialistas del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), se encuentran en permanente monitoreo y vigilancia, ante la ocurrencia de dos sismos fuertes que han alertado a familias del occidente del país.

Los expertos del Ineter, informaron de la ocurrencia de un sismo de 4.2 grados de magnitud, registrado a las 10:45 de la noche de este miércoles, con epicentro en el Golfo de Fonseca, Océano Pacífico.

El asesor científico del Ineter, Wilfried Strauch, explicó que este sismo, producto del choque de las placas Coco y Caribe, fue sentido por las familias de occidente, cercanas a la zona del Volcán Cosigüina.

A las 10:58 también se registró otro sismo de 4.8 grados, frente al Volcán Cosigüina, con una profundidad de 15 kilómetros, también sentido por la población.

“La actividad sísmica se ha aumentado un poco en las últimas 24 horas, tuvimos cinco sismos en el país, con magnitudes entre 3 y 4.2 grados. Por lo que recomendamos a las familias mantenerse pendientes”, expresó.

En relación a la actividad volcánica, el doctor Armando Saballos, reportó 25 explosiones en el Volcán Concepción (Omepete).

“Este volcán mantiene su actividad permanente; recomendamos prudencia a las personas que les gusta escalar, para que no suban al cráter”, sugirió.

Expuso que producto del derrumbe interno, se ha generado una obstrucción en el interior del cráter del Volcán Telica; y esto está provocando que haya una salida mínima de gases.

“No podemos decir exactamente cuándo va a ocurrir una explosión, por lo que hay que estar atentos”, advirtió.

El experto en vulcanología, también refirió que el Volcán San Cristóbal, que en días pasados había mantenido en alerta a las familias de esta zona, ahora ha vuelto a una relativa calma.