Inició el programa previsto depositando ofrendas florales ante el monumento de los mártires de las guerras libradas por los vietnamitas por su independencia, y en el Mausoleo donde reposa Ho Chi Minh.

Al evocar la venerada personalidad recordó el encuentro con él, durante su primera visita a Hanoi, en 1966, a quién le prometió que cuando se liberara Saigón iría allí.

Dijo que tardó muchos años en hacerlo, pero que cumplió con su palabra en 2005, en ocasión del aniversario 30 de la gran victoria que condujo a la reunificación del país.

A continuación subrayó que Vietnam ha cumplido la palabra de Ho Chi Minh de que nacería un Vietnam 100 veces más hermoso y ha construido una sociedad socialista, venciendo grandes obstáculos, y está avanzando.

"En nuestra amistad se unen estos sentimientos especiales", expresó.

El mandatario cubano dirigió estas palabras al presidente de la Asamblea Nacional de Vietnam, Nguyen Sing Hung, al comienzo de una reunión de trabajo.

Transmitió a su interlocutor que Cuba ve con satisfacción y apoya la presencia económica, comercial y diplomática de Vietnam en América Latina.

Hung por su parte manifestó especial reconocimiento al pueblo cubano por la manera que ha resistido el bloqueo estadounidense, reiterando que Vietnam seguirá sumándose en las Naciones Unidas a la condena a esa criminal política.

La Asamblea Nacional vietnamita se fundó en 1946, cuando todavía se luchaba contra el colonialismo francés, en 1975 se refundó como la de la reunificación y desempeña un activo papel en la sociedad.