La diversificación de rubros productivos, la rotación de cultivos, el buen manejo agronómico y sobre todo el amor a la tierra, son factores determinantes para que los agricultores del municipio de San Ramón, Matagalpa, vean al Cambio Climático como un fenómeno al que se puede enfrentar y, por tanto, sacar buenos resultados en las cosechas.

En este municipio -bendecido por fértiles tierras y benignas precipitaciones durante unos 7 meses al año- los productores estuvieron atentos al inicio del invierno y ya cuando vieron que éste logró establecerse, inmediatamente decidieron arrancar con la siembra de granos básicos, la cual a estas alturas, según afirman, lleva un excelente desarrollo.

El entusiasmo con que se vive el ciclo productivo es manifiesto en comunidades como El Naranjo, El Horno y San Roque. Ahí diariamente se ve a los agricultores con las herramientas en mano aporcando, sembrando, fumigando, limpiando de malezas y realizando infinidad de labores agrícolas que pasados unos meses, esperan, se materialicen en una buena Cosecha de Primera.

Lluvias han sido excelentes

Cornelio Leiva, es un ejemplo de esa fe en la agricultura. Junto a sus trabajadores recién ha sembrado en la comunidad El Horno 30 manzanas de maíz y 14 de frijoles. Al preguntarle sobre sus expectativas, una sonrisa lo dice todo: este será uno de sus mejores años.

La principal razón estriba en que luego de dos fuertes lluvias en la zona, el invierno ha sido muy suave, dejando venir chubascos consistentes pero no exagerados, lo cual facilita no solo la siembra de maíz y frijoles, sino de una gran variedad de productos como malanga, tomate, maracuyá, granadilla, caña, café, lechuga y cebolla.

La estrategia de don Cornelio es “sembrar de todo”, aunque es enfático en que ahorita la gran prioridad son los granos básicos.

“Tenemos muy buenas expectativas, porque el invierno ha sido excelente”, subraya.

Solo para dar una idea de esas expectativas, basta decir que en las 30 manzanas de maíz sembradas piensa sacar aproximadamente 2 mil 100 quintales.

Este productor cuenta con 17 manzanas de café en su finca El Retorno. Una breve visita a esta finca también da una idea de cómo el buen régimen de lluvias está haciendo prosperar los cafetos y otros cultivos que siembra en asociación.

A unos cuantos kilómetros al sur, en la comunidad El Naranjo, Francisco Javier López, trabaja junto a toda su familia 7 manzanas de frijoles y 1 ½ manzana de maíz. El nivel de desarrollo de estos es tan bueno que según afirma para el primero de agosto estará sacando ya la cosecha.

“Estas lluvias han sido buenísimas. Las lluvias muy recias no sirven, tiene que ser de buen modo, porque si llueve bastante se van a dañar (las cosechas)”, explica.

Hay que adaptarse al Cambio Climático

Los agricultores estuvieron esperando la entrada del invierno para el mes de mayo, sin embargo, cuando el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió que era preferible no iniciar las siembras dado el retraso que había, estos tomaron apunte y decidieron esperar. Una vez que las precipitaciones se hicieron más constantes no había nada que esperar e iniciaron a regar la semilla y hoy las plantaciones van viento en popa.

“Con esto de Cambio Climático nosotros debemos saber adaptarnos ahora que no tenemos las lluvias en el mes de mayo. Ahora tenemos que sembrar en los primeros días de junio”, asegura Carlos Martínez.

“A cómo va el invierno las expectativas es que vamos a tener buenos rendimientos en la siembra”, indica.

Este productor tiene 6 manzanas de frijoles y espera no tener mucha incidencia de plagas, gracias al buen invierno.

Tierras muy productivas

En la comunidad San Roque, el productor Carlos Dávila tiene una finca diversificada. En Siembra de Primera tiene ahorita 5 manzanas de frijoles y 2 de maíz, y al igual que el resto de agricultores dice haber sido bendecido por las lluvias.

“Han sido buenas. Nosotros esperamos sacar buena cosecha”, subraya.

Muy cerca de donde tiene sembrado los granos básicos, tiene ¼ de manzana en plena cosecha de cebollas. “Estas tierras son muy productivas. Esta finca tiene 53 manzanas con café, maíz, frijoles, cebolla. Aquí se puede sembrar de todo”, expresa Dávila.

El ingeniero agrónomo Reynaldo Sarria, técnico del Ministerio Agropecuario, señala como algo fundamental la decisión de los productores de no precipitarse en la siembra, ya que esto les garantizó no tener pérdidas al retrasarse la entrada de la época lluviosa.

Otro aspecto que él asegura es de vital importancia, es la conciencia que tienen ahora los agricultores de que hay que rotar los cultivos y que las fincas deben ser diversificadas para de esta forma mantener siempre activa la productividad.

En San Ramón para el ciclo de Primera se disponen de unas 3 mil manzanas para maíz y unas 2 mil 500 para frijoles.