El Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá decretó hoy una alerta sanitaria por dengue, tras registrarse 33 casos en tan solo dos semanas en el sector capitalino de Las Garzas de Pacora, en Panamá este.

En conferencia de prensa, las autoridades sanitarias explicaron que el brote está asociado fundamentalmente a la falta de agua, en tanto impondrán severas sanciones a las personas que impidan el acceso a sus casas de los inspectores del Minsa

El desabastecimiento del preciado líquido, obliga a la población a almacenar el agua en toda clase de tanques y recipientes, los cuales, al no ser tapados adecuadamente, se convierten en potenciales criaderos del mosquito Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad.

De hecho, precisaron que el 86 por ciento de los criaderos encontrados por los inspectores del Minsa son envases utilizados para estos menesteres, mientras el otro 14 por ciento obedece a la mala disposición de la basura.

El Minsa reiteró a la población el cumplimiento de recomendaciones, como la limpieza de patios y terrenos, para evitar la propagación del agente trasmisor del dengue, sobre todo en esta época de lluvia.

Con el objetivo de controlar y erradicar posibles brotes de la enfermedad, las autoridades de salud iniciaron un operativo de emergencia donde se concentrarán más recursos humanos, insumos y materiales, entre otros recursos.

Según datos estadísticos de la entidad, 2009 fue el año de mayor auge del dengue en la nación istmeña, cuando se contabilizaron siete mil 469 casos a nivel nacional, con una tasa superior a los 210 enfermos por habitantes, para alcanzar un repunte en el período 2013-2014.

El año pasado, el país reportó cinco mil 339 infestados, de los cuales solo mil casos se concentraron en la provincia de Panamá Oeste, al tiempo que en 2013 se contabilizaron ocho muertes.

Pero, la actual situación epidemiológica del país podría complicarse, luego de la confirmación ayer de 54 casos de meningitis viral en la región metropolitana de esta ciudad, y las provincias de Panamá Oeste y Chiriquí.

De acuerdo con el Minsa, la mayoría de los diagnósticos corresponden a menores de un año, seguido por niños entre 10 y 14 años.

La meningitis viral es una infección de las meninges (una membrana delgada que cubre el cerebro y la médula espinal), producto de la acción de uno de muchos virus.

Ante este brote, sugirieron a la población acudir al médico al detectar la presencia de síntomas como fiebre, dolor de cabeza y vómitos acompañados de rigidez de la nuca.