Talavera, de 46 años de edad y con 28 años y tres meses de servicio en la institución, sufrió un repentino desmayo mientras garantizaba la integridad física del comandante Daniel Ortega Saavedra durante la caminata en celebración del 33 Aniversario del Repliegue Táctico a Masaya, falleciendo minutos después mientras era trasladado al Hospital Carlos Roberto Huembes.

Durante el homenaje, realizado en la sede central de la Policía Nacional en Plaza El Sol, el Comandante Daniel se reunió en privado con la familia del fallecido.

“Creemos que nuestro hermano Elías Antonio Talavera González está en la presencia de Dios. Definitivamente la muerte es algo que nos sorprende a todos, sabemos dónde nacemos pero no sabemos ni dónde ni cómo morimos. Sin embargo, cuando morimos en las brazos de Jesús podemos hacer nuestras esas palabras que dicen ‘Yo soy la resurrección y la vida y el que en mí cree aunque esté muerto vivirá’. Gracias a Dios porque nuestro hermano Elías Antonio Talavera pudo tener la bendición de escuchar la palabra de Dios, sus familiares son cristianos y uno de estos días él asistió a una iglesia cristiana y escuchó la palabra”, expresó el Pastor Augusto César Marenco, quien hizo una oración por el alma del Sub Comisionado póstumo.



El Sub Comisionado póstumo Talavera, oriundo de Estelí, ingreso a las fuerzas policiales el 01 de abril de 1984 y se desempeñaba como escolta y conductor-escolta de la seguridad del Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra y durante sus años en las filas de la Policía le fueron otorgadas las medallas de 5, 10, 15, 20 y 25 años de servicio prestado.

Como parte del homenaje y en claro reconocimiento a los años de servicio en la institución policial, fue ascendido al grado de Subcomisionado y condecorado con la Medalla al Mérito “Primer Comisionado Christian Munguía Alvarado”, mismas que fueron entregadas por el jefe supremo de la Policía Nacional, comandante Daniel Ortega Saavedra a la esposa e hijos de Talavera.

“De conformidad a la Ley 228, Ley de la Policía Nacional y el Manual de Jerarquía y calificación de cargos de la Policía Nacional, corresponde a la suscrita ascender al grado inmediato superior a los oficiales fallecidos en ocasión del servicio como reconocimiento póstumo”, reza la Orden 035-2012 de la Policía Nacional.

La Directora de la Policía, Primer Comisionada Aminta Granera Sacasa, afirmó que este es un día de dolor para la institución, ya que el Capitán Elías era un compañero que en sus 28 años de servicio se destacó por su enorme disciplina, espíritu de servicio y por ser muy querido dentro de las fuerzas policiales, prestando gran servicio a la comunidad y al pueblo de Nicaragua.

“Hijo de un policía, su padre lo trajo a la Policía siendo casi un niño de 17 años, pasó una vida de servicio y muere joven, a los 46 años, una muerte extraña nos decía el doctor Paladino (director del Hospital Carlos Roberto Huembes), una muerte súbita que sufren normalmente los atletas”.

Granera aseveró que el Sub Comisionado Elías Talavera dejó un sello y un ejemplo a todas las generaciones futuras, pero también a las fuerzas policiales mayores, porque él deja el orgullo y la satisfacción de saber que cumplió su deber.