Más de doscientas personas entre empleados del hotel Vistamar, vecinos y trabajadores de otros negocios locales de Pochomil sofocaron las llamas que la tarde este miércoles consumieron 15 habitaciones en ese complejo turístico.

Según el reporte de los trabajadores del hotel, el siniestro inició a eso de las 3:55 minutos de la tarde, presumiblemente producto de un cortocircuito.

En poco tiempo las llamas devoraron la infraestructura de las cabañas cuya estructura era de madera con divisiones de plycem, ventanas de vidrio y techos de madera con nicalit.

Al momento del siniestro alrededor de 30 huéspedes que estaban en 10 habitaciones fueron evacuados ante la posibilidad que el fuego se extendiera a otras áreas.

Los 42 trabajadores del complejo fueron apoyados por los vecinos quienes con baldes en mano, recogieron agua de las piscinas y estanques para sofocar las llamas.

Gracias a la rápida actuación de los vecinos, Gabinetes de la Familia, Policía Nacional y cuadrillas de la Alcaldía de San Rafael del Sur, el incidente fue controlado hora y media después, cuando ya había consumido las 15 habitaciones cuya inversión podría rondar el medio millón de dólares.

Al lugar también se presentaron unidades de la Dirección General de Bomberos que extinguieron totalmente las brazas que aún quedaban en el lugar e iniciaron el proceso de investigación sobre lo ocurrido.

El propietario del inmueble, Alfredo González, se mostró consternado ante la situación y evitó dar declaraciones a la prensa. Solamente dijo que las instalaciones del hotel están completamente aseguradas.

Población se puso las pilas

La población de Pochomil se movilizó rápidamente a las instalaciones del hotel Vistamar para prestar apoyo en la extinción del fuego.

Luis Alfonso Lumbi, propietario de un negocio aledaño, comentó que para ellos fue una sorpresa el incendio.

“Vimos desde el negocio que tenemos el humo y nos venimos a ayudarles a ellos, les ayudamos a apagar el siniestro, con baldes acarreamos el agua y de poquito en poquito logramos apagar el fuego”, comentó.

“Creo que aquí estamos como 150 a 200 personas que si no hubiésemos apoyado este incendio hubiera consumido todo”, añadió.

“Es lamentable que pasen este tipo de incidentes, porque esto tiene un costo bastante alto”, valoró Lumbi.

Ana Jiménez, otra de las pobladoras que colaboró con el trabajo de apagar el incendio, comentó que ella vive a 150 metros del hotel.

“Yo vivo como a cuadra y media, cuando vimos aquella humalera y la corredera de la gente y nos venimos a ver y aquí ya vimos a más de 100 personas agarrando agua de la piscina y ayudando a calmar el fuego”, indicó.

“Gracias a Dios la gente apoyó bastante, es excelente el apoyo de la población, se vio el apoyo del alcalde como de la población unidos y haciendo algo bueno. Esto que perdió este señor fue bastante, él es una persona que ha dado trabajo en la comunidad”, agregó Jiménez.

El alcalde de San Rafael del Sur, Noel Cerda, explicó que el incendio consumió las estructuras por las características de la construcción de las habitaciones que era en base a madera.

Cerda valoró el rápido actuar de la comunidad que se solidarizó y se integró a las acciones para sofocar las llamas.

“Aprovechamos el agua de la piscina y se hizo el esfuerzo para evitar que el fuego se prolongara a los demás apartamentos”, indicó.

“La lucha de la comunidad fue fuerte, y gracias a Dios no hubo víctimas humanas ni afectados por el humo o el calor. Los muchachos se echaban agua encima y tiraban agua a todo para que no se recalentaran los otros apartamentos”, comentó.

El Comandante Javier Amaya, Director de extinción búsqueda y rescate de la Dirección General de Bomberos, indicó que esa institución movilizó un total de 19 fuerzas con 4 cisternas.

“Los daños son totales por el tiempo de combustión libre que fue prolongado, eso propició que el incendio se propagara rápidamente. Además la madera es de vieja data y está muy seca, eso permitió que la propagación fuera más rápida”, explicó.

Amaya mencionó que la Dirección General de Bomberos procederá a realizar las investigaciones correspondientes para informar sobre el origen t las causas del incendio y establecer la cuantificación de los daños.

Finalmente, el Comisionado Mayor Leónidas Roque, Segundo Jefe de Policía Nacional en San Rafael del Sur, explicó que en el sitio del siniestro se cerró el perímetro y se hicieron las labores de prevención para evitar que hubiera problemas y personas lesionadas.

“Se hizo una labor ejemplar, la comunidad logró contener el fuego para que no avanzara al resto de las habitaciones”, declaró Roque.