La Policía Nacional continúa desarrollando el Plan de Seguridad en los colegios, con el objetivo de resguardar la integridad de los niños y jóvenes de los colegios e institutos de la capital, muestra de ello es el trabajo preventivo que realizan los agentes en el colegio Camilo Zapata en el distrito I, donde regulan el tráfico vehicular para el paso de los niños y garantizan la seguridad en el perímetro del centro, evitando robos y alteraciones.

La presencia policial prevalece en los centros educativos en las horas de entrada y salida de clases, acción que es del agrado de los padres de familia, quienes afirman que gracias al actuar de los agentes, los delitos como robos se reducen sobretodo en los sitios donde hay focos delincuenciales.

“Como padres nos sentimos más tranquilos porque sabemos que nuestros hijos están seguros y tenemos la plena seguridad que una vez que salgan de sus clases no les va a ocurrir ningún incidente, muchas veces sentimos temor ya que nuestros niños tienen que cruzar la calle y esta es una vía muy transitada, sin embargo al haber oficiales regulando el tráfico la situación es diferente” señaló Raquel Madrigal.

“Magnífico que la policía venga al colegio, recordemos que estamos cerca de un barrio peligroso como el Jorge Dimitrov y a veces los niños son víctimas de asaltos, sin embargo cuando la policía está en el área ellos se alejan y no perjudican a nuestros hijos” afirmó Claudia Téllez.

Por su parte, la Comisionada Liliam Aguilar, segunda jefa del distrito I, afirma que gracias a la permanencia del plan, se ha logrado reducir los accidentes y delitos menores en los colegios que se ubican en el distrito.

“Con el plan venimos a garantizar la seguridad de nuestros niños, dando cumplimiento a las orientaciones de nuestro gobierno. En el colegio Camilo Zapata atendemos a mil 15 estudiantes, además hemos logrado reducir la incidencias de delitos puesto que realizamos patrullaje constante y las brigadas de tránsito regulan y garantizan el paso de los niños en las calles” concluyó.