Una avioneta se precipitó a tierra en Malacayota, departamento de Granada, mientras se disponía realizar trabajos de fumigación en un plantillo de arroz.

Producto del accidente, el piloto de la aeronave ha resultado gravemente herido por lo cual ha sido trasladado por un helicóptero de la Fuerza Aérea de Nicaragua hacia un centro hospitalario de Managua, según diversas fuentes.

La nave era propiedad del empresario Ángel Inés Narváez Vargas, la cual resultó con cuantiosos daños en las alas, el motor y las hélices destruidas.

La aeronave se estrelló a aproximadamente 800 metros de distancia de la pista.

El Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC) se encuentra investigando el accidente.