El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, reiteró este miércoles que el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua será una obra complementaria al Canal de Panamá, dada la demanda que hay en el comercio internacional.

Así lo expresó el mandatario nicaragüense durante un acto de recibimiento de las cartas credenciales de los embajadores de Panamá, Honduras, Ecuador y Perú.

La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, presentó a cada uno de los embajadores y las delegaciones que les acompañaban.

El acto de entrega se realizó en las oficinas de la Presidencia y en este estuvieron presentes el Vice Canciller Orlando Gómez; la Directora de América, Tatiana García; y miembros del personal diplomático de las embajadas arriba citadas.

De la misma forma estuvieron presentes muchachos y muchachos de la Juventud Sandinista 19 de Julio.

“Hemos hablado con los hermanos panameños, lo hemos dicho públicamente, lo hemos hablado con el Presidente Juan Carlos (Varela) también. Le hemos dicho al Presidente Juan Carlos que el Canal por Nicaragua es un Canal que no amenaza el Canal por Panamá, que son esfuerzos complementarios, son otras rutas que va demandando el desarrollo del comercio mundial”, explicó el Comandante.

Durante el recibimiento de las cartas credenciales del embajador del País Canalero, Eddy Davis Rodríguez, Daniel recordó que el Canal de Panamá fue construido hace más de 100 años, luego de varios intentos de realizar esa obra tanto en ese país como en Nicaragua.

Rigurosidades ambientales

En el caso de Nicaragua, destacó que hubo estudios efectuados por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.

Explicó que para esa época la defensa del medioambiente no era una prioridad, sino más bien los costos, una ruta corta y la disponibilidad de agua.

Afirmó que esos estudios se enfocaron en la ruta por el Río San Juan.

Daniel indicó que las dos opciones para Estados Unidos eran Panamá o Nicaragua, naciones que ya se habían convertido en rutas de tránsito durante la Fiebre del Oro, aunque finalmente se decidiera por el estrecho panameño.

El mandatario subrayó que las capacidades de construcción de grandes obras son actualmente mucho mayores que las de hace 100 años.

“Ahora se incorporan con un enorme rigor los estudios medioambientales”, apuntó.

Al respecto, señaló que Nicaragua ha invitado a venir incluso a organismos internacionales como RAMSAR, el cual se reunió con la empresa encargada de la obra, haciendo las observaciones correspondientes luego de haber recorrido los humedales y la zona por donde cruzará el Canal.

Indicó que también se hicieron reuniones en la Florida, EEUU, con especialistas para incorporar aquello que resulta razonable al estudio medioambiental.

El Comandante recordó que en los intentos de construir el Canal de Panamá muchos trabajadores murieron de paludismo.

“Había que luchar contra esa epidemia”, indicó.

Población no puede ser atropellada

Otro aspecto, que destacó fue las limitadas comunicaciones, al no existir la telefonía ni el Internet.

“Era mucho más complejo el tema de la construcción y los tiempos que se llevaban las comunicaciones, que el tema medioambiental. Ahora el tema medioambiental, yo diría que es el de primer orden, el que está en primer lugar. Medioambiental y social, porque donde va una obra como ésta, lógicamente hay población, y la población no puede ser atropellada, no puede ser afectada, sino que al contrario tiene que ser beneficiada con una obra como ésta”, enfatizó.

El Presidente Nicaragüense manifestó que en el mundo hoy existen grandes capacidades para construir una obra como esta.

A Panamá le costó recuperar su Canal

También refirió que el pueblo panameño supo luchar junto al general Omar Torrijos para lograr recuperar su Canal.

Indicó que tras una larga lucha se logró la negociación y finalmente los acuerdos con Jimmy Carter, entonces presidente de Estados Unidos.

Aseguró que eso era un clamor continental, pues “ya se había convertido en una causa latinoamericana y caribeña la defensa del derecho del Canal para los panameños”.

Panamá, una nación amiga de Nicaragua

El embajador Eddy Davis Rodríguez, aseveró que su misión diplomática en Nicaragua estará centrada en trabajar en mejorar y fortalecer las relaciones entre Nicaragua y Panamá.

Davis Rodríguez agradeció el buen trato recibido por parte de las autoridades de Gobierno y el pueblo de Nicaragua durante su periodo en el país.

El embajador entregó sus cartas credenciales junto a sus homólogos de Ecuador, Perú y Honduras. En el acto el Comandante Daniel estuvo acompañado por la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo.