El pueblo y gobierno de Nicaragua reiteró una vez más su respaldo a Argentina, en su reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas, Georgia del Sur y Sandwich del Sur, así como los espacios marítimos circundantes.

Durante una intervención del compañero Denis Moncada Colindres, representante nicaragüense en la OEA, en la 45 Asamblea General del organismo sobre la cuestión de las Islas Malvinas, nuestro país expresó que “considera de suma importancia que la comunidad internacional siga realizando sus mejores esfuerzos encaminados a ponerle fin a todos los remanentes coloniales que aún existen en el mundo en cualquiera de sus manifestaciones”.

“La Cuestión de las Islas Malvinas coloca en relieve la necesidad de seguir dialogando, a fin de darle cumplimiento a las resoluciones de las Naciones Unidas que han definido el conflicto como una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido, e invita a ambos gobiernos a negociar una solución pacífica definitiva a la prolongada controversia, conforme a las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, la OEA y otros organismos internacionales”, expresó Moncada.

A continuación, el discurso íntegro del compañero Denis Moncada Colindres:

INTERVENCION EN LA 45 ASAMBLEA GENERAL DE LA OEA SOBRE LA CUESTION DE LAS ISLAS MALVINAS.

Washington 16 de Junio de 2015

Señor Presidente, Señoras y Señores Ministros de Relaciones Exteriores, Señor Secretario General, Jefes de Delegación, Observadores Permanentes.

En el año 2010, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprobó la resolución 65/119 Tercer Decenio Internacional para la eliminación del Colonialismo, mediante la cual reafirmó la necesidad de seguir tomando todas las medidas necesarias para lograr su eliminación completa y rápida por cuanto el colonialismo es incompatible con el ideal de paz universal de las Naciones Unidas y en ese contexto las Naciones Unidas ha encuadrado la Cuestión de las Islas Malvinas.

El Gobierno de Nicaragua como miembro del Comité contra el neocolonialismo y siendo coherentes con dicha resolución considera de suma importancia que la comunidad internacional siga realizando sus mejores esfuerzos encaminados a ponerle fin a todos los remanentes coloniales que aún existen en el mundo en cualquiera de sus manifestaciones.

La Cuestión de las Islas Malvinas coloca en relieve la necesidad de seguir dialogando, a fin de darle cumplimiento a las resoluciones de las Naciones Unidas que han definido el conflicto como una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido, e invita a ambos gobiernos a negociar una solución pacífica definitiva a la prolongada controversia, conforme a las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, la OEA y otros organismos internacionales.

El pasado 25 de marzo de 2014, la Asamblea Nacional de Nicaragua, en solidaridad con el pueblo y Gobierno Argentino aprobó la Ley No. 860 “Ley que declara el día 10 de junio de cada año, “Día de la solidaridad de la República de Nicaragua con la República Argentina en el caso de las Islas Malvinas” mediante la cual se reafirma el compromiso de unidad a nivel regional inspirados en los ideales unitarios y solidarios de Bolívar, Marti y Sandino.

Nuestro Gobierno apoya al pueblo argentino y a su gobierno en sus reclamos sobre los legítimos derechos que les asisten en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Nicaragua aprueba el proyecto de Declaración sobre la Cuestión de las Islas Malvinas presentado a esta Asamblea General de la OEA, ya que la solución negociada de esta disputa de soberanía continúa siendo un tema de permanente interés hemisférico.

Muchas gracias, señor Presidente.