Moscú no es partidario de la retórica agresiva de las sanciones y la confrontación, y está listo para una colaboración constructiva con sus socios, declaró el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov.

"Rusia jamás ha sido partidaria de ningún tipo de confrontación, y al respecto se ha expresado en reiteradas ocasiones el presidente (Putin); al contrario, buscamos relaciones constructivas y de provecho mutuo con nuestros socios", señaló Peskov.

Según el portavoz del presidente ruso, "durante el año pasado hemos constatado el resurgimiento de declaraciones fantasmales al estilo de la guerra fría, muy poco constructivas y con ánimo de confrontación".

Peskov señaló que Moscú lamenta este tipo de retórica.

El secretario de prensa del Kremlin señaló que últimamente Vladímir Putin ha tenido muchos encuentros internacionales, y se esperan muchos más, en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

"Todos estos contactos no tratarán sobre la confrontación, sino sobre la búsqueda de vías para la realización de los proyectos existentes, y por supuesto, lamentamos cuando escuchamos este tipo de retórica de confrontación y agresiva en nuestra dirección; Rusia jamás fue partidaria de semejantes ánimos", subrayó.

Además, Peskov señaló que Rusia no puede evitar preocuparse por las acciones de la OTAN, encaminadas a cambiar el equilibro estratégico de fuerzas.

En su opinión, Moscú no ha dado pasos en la esfera militar de ningún tipo que puedan despertar preocupación en materia de seguridad.

"Las capacidades de contención de las armas nucleares no pueden ser puestas en entredicho por nadie, el presidente ayer explicó detalladamente que no es Rusia quien se acerca a las fronteras de nadie, sino precisamente la infraestructura de la OTAN es la que se acerca a las fronteras rusas, y se toman medidas encaminadas a cambiar el balance estratégico de fuerzas", dijo.

Peskov añadió que estas circunstancias "no pueden no despertar la preocupación de Rusia".

"Todo ello obliga a Rusia a tomar medidas para garantizar sus intereses y su seguridad, así como la paridad", observó.
Según el portavoz del Kremlin, "no son acciones que puedan o deban preocupar a nadie".

La víspera el presidente ruso, Vladímir Putin, tras concluir una reunión con su colega finés Sauli Niinisto, declaró que la OTAN avanza hacia las fronteras de Rusia, pero hasta el momento no ha sucedido nada inquietante.