Quinientas familias del Distrito VII de Managua se convirtieron en protagonistas del Plan Techo.

El Plan Techo está dentro de los 50 programas del Gobierno Sandinista que garantizan bienestar y restituyen los derechos de los nicaragüenses.

Durante el acto de entrega se instó a las familias a crear hábitos de higiene para evitar las epidemias en esta temporada lluviosa.

Cada plan techo consta de diez láminas de zinc y una libra de clavos, con lo cual las familias cambien el techo en mal estado de sus viviendas por uno que les garantiza tranquilidad, tanto de día como de noche.

Monseñor Eddy Montenegro, resaltó una vez más la importancia de este programa de gobierno que viene a dignificar la vida de centenares de familias de escasos recursos.

“Estamos en el distrito siete continuando con las mejorías que lleva esta entrega a las casas que lo reciben. La gente lo recibe con mucha alegría, porque sabe la inmediatez que tiene para proteger sus vidas. Son miles de familias, millones de láminas que se han entregado desde que inició este programa que prometió en presidente Daniel Ortega al iniciar su primer mandato”.

Melva de los Ángeles Vásquez, manifestó estar agradecida con el gobierno sandinista al hacerla parte de esta nueva entrega de plan techo.

“Me siento muy feliz porque el techo de mi casa está bien mal y ahora podré cambiarlo”.

Con la llegada del invierno, uno de los mayores temores de muchas familias nicaragüenses es mojarse ante el mal estado del techo. La entrega de los planes techo cada semana son un alivio para estas familias.

“Yo les agradezco mucho. El cuarto mío es el que está malo y ahí es donde voy a poner estas láminas de zinc”, dijo la señora Elisabeth Sánchez.

“Gracias a Dios y a nuestro gobierno que nos dio este zinc porque ya lo necesitábamos en la casa porque casi todo el techo está dañado, son más de 20 años de no cambiarlo y se nos pasa el agua cada vez que llueve”, comentó Rosa Emelina Castañeda.