Las familias del Barrio San Luis en el Distrito IV de Managua abrieron sus puertas este miércoles a los brigadistas del Ministerio de Salud quienes emprenden la jornada "Plan Barrido" para prevenir el desarrollo de enfermedades transmitidas por mosquitos.

Aprovechando que las lluvias han cesado, el plan barrido arreció previendo la proliferación de mosquitos que podría ocurrir debido a la humedad dejada por las fuertes precipitaciones ocurridas los últimos días.

"Me parece muy bien (esta jornada) porque últimamente se ha propagado el zancudo ahorita últimamente, y tenemos que también botar la basura y recoger los calaches viejos, sacarlos", manifestó Martha Campos, habitante del sector.

Asimismo opinó Francisco Granados, quien aseguró que "esta es una cosa grandiosa para evitar enfermedades".

"Hay que sacar todo lo que son los trastes, las porras, mantener aseada la casa, hay que ser todos parejos en todos los hogares" señaló.

La ancianita Josefa Dolores Torres López, agradeció a Dios la preocupación del gobierno sandinista por la salud de los nicaragüenses. "Hay mejoría. Nosotros por nuestro lado tenemos que limpiar todo, desde un palito, lo que haya, los trates, las chancletas viejas como dicen", subrayó.

La jornada que solamente en el barrio San Luis visitó 717 viviendas, se desarrolló también este miércoles en Villa Venezuela del distrito VI de la capital.